•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

En una audiencia hecha a puerta cerrada el Ministerio Público, pidió se cambiara la medida de prisión preventiva por el arresto domiciliar para una mujer a quien mandó a juicio por parricidio frustrado.

El pedimento de excarcelar a Isolda Ruth Rojas Cruz, de 44 años fue hecho por la Fiscalía ante el juez Décimo Distrito Penal de Audiencia de la capital, Carlos Solís durante la audiencia inicial.

"Yo maté a mi hermana", dice parricida al llegar a los juzgados de Managua

Isolda Rojas es acusada de haber herido con un cuchillo a su pareja Isabel Ríos Suárez, de 33,  la madrugada del 24 de junio del 2017 cuando la víctima dormía con el hijo menor que procreó con la acusada, según la acusación fiscal. Los  hechos acusados acontecieron en Cartago, Costa Rica.

En la resolución el juez Carlos Solís explica que cambia la prisión preventiva por el arresto domiciliar a petición del Ministerio Público por ser ese órgano acusador el “titular del ejercicio de la acción penal”.

En video: El drama que se vivió en Sébaco tras asesinato de una mujer

El titular del Juzgado Décimo Distrito Penal de Audiencia de la capital,  también le impuso como medida restrictiva a la acusada la prohibición de salir del país por los próximos seis meses y la obligación de presentarse dos veces por semana ante la Oficina de Control de Procesado.

En lo que refiere al  juicio el judicial  Solís determinó que sea el juez  sentenciador quien establezca la fecha de celebración.

Los hechos

La mujer a quien la Fiscalía nicaragüense acusa por parricidio frustrado le clavó la cuchillada a Isabel Ríos presuntamente en venganza porque la víctima le habría dicho que no seguirían con la relación de pareja.

"Hijo, no me matés", el drama de un parricidio en Nicaragua

Según la acusación, cuando Isabel Ríos se despertó al sentir que la sangre le corría por el cuello se incorporó de la cama y buscó como salir de la casa para buscar ayuda, pero Isolda Rojas tenía las puertas bajo llave.

Mientras Ríos ensangrentado busca como huir la mujer le tiró varias cuchilladas más  en dirección al tórax, pero él logró esquivarlas metiendo los brazos donde recibió otra herida, según la acusación fiscal.

La única manera que encontró la víctima para ponerse a salvo  fue destruyendo una ventana de vidrio y  para salir  hacía la calle donde una vecina lo auxilió, según el escrito acusatorio.