• Condega, Estelí |
  • |
  • |
  • Edición Web

Desde el 17 de agosto que desapareció su hija de 13 años, las horas y los días ya no son los mismos para Indiana Josefa Manzanares Aráuz, quien denunció ante la Policía Nacional de Condega, que un hombre de 25 años pudo llevarse a su hija raptada con engaño hasta Costa Rica.

La afligida madre afirmó que ese día la adolescente, que cursaba su tercer año de secundaria, salió a las siete de la mañana de su casa rumbo al colegio donde estudiaba, pero a la una de la tarde que le tocaba regresar a casa como de costumbre, la adolescente ya no apareció más.

Entonces empezó a buscarla y horas más tarde le dijeron que habían visto a su hija caminando con el individuo Wilder Rafael Sevilla Ramírez, de 25 años, un habitante del barrio Canta Gallo, de Condega, y que la jovencita iba llorando.

La adolescente, que en los próximos días cumplirá 14 años, ante la ley es considerada una menor de edad, por lo tanto Sevilla Ramírez estaría cometiendo el delito de rapto de menor. Cortesía/ END

“Dicen que ya no llevaba uniforme azul y blanco, sino solo un short”, relató la madre angustiada.

Explicó que ese mismo día interpuso la denuncia ante la delegación policial del municipio de Condega, y que allí los oficiales le expresaron que investigarían su denuncia.

Extraoficialmente se conoció que la Policía Nacional dio seguimiento al caso y que luego del 17 de agosto Sevilla Ramírez se trasladó con la menor de edad a la ciudad de Estelí.

El supuesto raptor se presume que permaneció con la adolescente dos o tres días en la ciudad de Estelí, moviéndose de un ladoa otro para evitar que la Policía Nacional los ubicara.

También de manera extra oficial se conoció que la Policía circuló a nivel nacional tanto a Sevilla Ramírez como a la adolescente, y se solicitó a las autoridades que emitieran una orden de retención migratoria para ambos.

Sin embargo, al transcurrir los días y no dar con el paradero de ninguno de los dos, se sospoecha que Sevilla Ramírez viajó con la menor de edad de forma indocumentada a Costa Rica, pasando por puntos ciegos de la zona fronteriza con ese país.

Ante esa posibilidad, la señora Manzanares Aráuz, pidió públicamente a los altos mandos policiales que se coordinen con la Interpol (Policía Internacional) para que logren capturar a Sevilla Ramírez en Costa Rica y que traigan de vuelta a la adolescente.

La señora indicó a la Policía que Sevilla Ramírez se identifica como Wilder Rafael y como Wilmer Alberto.

Según la madre, desde hace un año Sevilla Ramírez perseguía a su hija y en varias ocasiones lo encaró y le dijo que podía acusarlo ante las auoridades.

“De forma agresiva me dijo que no le importaba y que si yo lo denunciaba ante la Policía Nacional no lo capturarían porque tenía varios y buenos abogados”, expresó la preocupada madre.

Dijo que ahora ha descubierto que el hombre le pagaba a unos niños, compañeros de clase de su hija, para que lo mantuvieran informado sobre la asistencia de la menor a la escuela.

La señora asegura que su hija nunca había salido de ese lugar y deduce que como es ingenua, fácilmente Sevilla Ramírez la pudo llevar con engaño a cualquier parte.

“Yo quiero que la Policía me ayude. Es horrible no saber nada de ella o si la tiene secuestrada”, expresó la señora quien vive en el barrio Prudencio Serrano, ubicado al norte de la ciudad de Condega, Estelí.