•  |
  •  |
  • END

Sólo 15 horas logró sobrevivir el obrero de la maquila Daniel Manzanarez Padilla, de 20 años, luego de recibir un impacto de bala en la cabeza, la noche del domingo, en el barrio Los Martínez, en Nagarote, León.

El móvil de la balacera, en la que también salió herido con un impacto de bala en el pie izquierdo Luis Hernández Zapata, sigue siendo un misterio, al igual que el paradero del homicida.

Hernández relató que a eso de las ocho de la noche del domingo se apareció por la primera calle del barrio el sujeto a quien sólo conocen como “El Tico”, disparando a diestra y siniestra.

El sobreviviente asegura que en medio de la confusión logró escuchar seis detonaciones de las cuales una le impactó en el pie izquierdo, que lo dejó en el suelo por un momento.

Del autor de los disparos lo único que se sabe en el sector donde ocurrió el hecho es que salió huyendo de la ciudad por un sitio conocido como “Barrio Pobre”, pero no el que popularizó Cornelio Reina en su canción titulada con ese mismo nombre.

Al autor de la balacera se le conoce en Nagarote como “El Tico” porque ha vivido mucho tiempo en Costa Rica. Al momento del hecho tenía algunas semanas de haber regresado del vecino país del sur.

Manzanarez, quien deja en la orfandad a dos niñas, recibió cristiana sepultura ayer, en el cementerio de Mateare, municipio de Managua, donde vivía con su familia.