• Estelí, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Marlon Alvino Carrasco Blandón, de 32 años, fue encontrado muerto en la vía pública la noche del viernes, frente a una casa en el barrio Miguel Alonso, en la ciudad de Estelí.

Hasta el momento se desconoce si hubo mano criminal, pero vecinos de la zona aseguran que el hombre gritó antes de morir.

Detienen en frontera de Honduras con Nicaragua a un hombre acusado de violar a anciano

La dueña del inmueble, quien prefirió el anonimato, confirmó que escuchó los gritos del hombre solicitando ayuda, pero evitó salir de su casa por temor.

Posteriormente, cuando todo estaba en calma, salió y miró que el hombre estaba en el lugar y le pidió que fuera a buscar a un amigo, cuyo nombre no reveló, pero cuando regresó de la casa indicada, cuya dirección tampoco especificó, Carrasco estaba caído en el suelo, boca arriba.

Luego, los vecinos llamaron a la Cruz Roja de Estelí y un grupo de socorristas de inmediato se presentó al lugar; al revisar el cuerpo determinaron que no tenía signos vitales.

Dos adolescentes y dos adultos acusados por asesinato de joven en Estelí

La Policía Nacional y los médicos forenses descubrieron que el cuerpo no presentaba heridas, pero sí hematomas en la espalda. El cadáver fue trasladado a la morgue del Hospital Escuela Regional San Juan de Dios de Estelí, para realizarle exámenes toxicológicos y determinar las causas del deceso.

Otros vecinos del lugar que prefirieron el anonimato dijeron que Carrasco, quien trabajaba como albañil y vivía en el barrio El Paraíso, se apareció gritando que unos hombres lo iban siguiendo y que lo habían golpeado, pero no observaron a nadie.

Otro testigo dijo que sospecha que Carrasco andaba bajo los efectos de alguna sustancia.

De interés: Muere joven acusado por la Policía de matar a estadounidense Sixto Henry Vera

Según otros testigos Carrasco Blandón estaba en su casa cuando supuestamente fue agredido por unos hombres desconocidos, pero su madre, Milena del Carmen Rizo Blandón desconoce si su hijo tenía enemistades. Según ella, este 21 de septiembre no tomó licor y quedó solo en la casa donde habitaba.

Rizo Blandón expresó que en horas avanzadas de la tarde se dirigió a un oficio religioso, sin sospechar que su hijo ya estaba muerto.