•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El universitario José Alberto Salmerón Reyes, de 34 años, estudiante del quinto año de la carrera de Contabilidad, del Recinto Universitario Carlos Fonseca Amador (Rucfa), fue baleado la noche del sábado en la calle principal del barrio Jorge Dimitrov, por sujetos desconcoidos que se movilizaban en una motocicleta.

La víctima, quien se dirigía a una fiesta junto a un amigo, salió de su vivienda situada del colegio Cristo Rey, dos cuadras al oeste, dos cuadras al sur, media cuadra al oeste, y al caminar sobre la calle principal fue interceptado por dos delincuentes que se movilizaban a bordo de una motocicleta.

“Los delincuentes se acercaron y nos pidieron los teléfonos celulares, pero le respondimos que no teníamos. Entonces el que conducía la moto le dijo a su acompañante que sacara la pistola. Comenzamos a forcejear, el hombre botó el arma y el otro cayó de la moto. Luego comenzamos a correr, y de repente escuché los disparos”, contó Carlos Torres, amigo de la víctima.

Familiares y amigos acompañaron el cuerpo de José Alberto Salmerón Reyes, en el cementerio del barrio Milagro de Dios, al este de Managua. Alex Pérez/ END

Agregó que cuando volvió a ver hacia atrás vio a Salmerón Reyes en el suelo, regresó y pidió ayuda para trasladarlo al hospital Manolo Morales. Sin embargo, la doctora de turno afirmó a los familiares que la probabilidad de vida era poca.

El contador fue trasladado a una clínica de Servicios Médicos Especializado (Sermesa), situada en Plaza España, donde fue atendido pero, tras 18 horas de agonía el universitario expiró a las tres de la tarde de este domingo.

Los funerales se realizaron en el cementerio Puertas del Cielo, del barrio Milagro de Dios, al este de la capital.

Los familiares piden a la Policía Nacional que se investigue la muerte de Salmerón Reyes y que se haga justicia hasta dar con el paradero de los autores de este crimen.