•  |
  •  |
  • END

Fue su primer día de trabajo en el horario de diez de la noche a seis de la mañana y el último, porque Carlos de Jesús Zamora Castrillo, de 45 años, cadete de taxi, pereció de una herida en la tetilla derecha, ayer por la madrugada
El móvil de crimen aún no está esclarecido, pero las autoridades presumen que se trata de un asalto en el que hubo resistencia por parte de la víctima.

El teniente Bismarck Jiménez, jefe de Información y Análisis de la delegación policial, declaró que hasta el momento no hay nada claro en cuanto a la forma en que sucedieron los hechos, igualmente se averigua la identidad de la persona que iba con el taxista al momento de los hechos, entre otros detalles que ayuden a esclarecer el crimen.

Los familiares de Zamora aseguraron que durante los dos años en los cuales trabajó de cadete, no tuvo problemas con nadie.

“Él salió normal de la casa para ir a trabajar el martes por la noche, y fue hasta en la mañana (del miércoles) que nos dimos cuenta (del crimen). Desde ese momento mi mamá está muy mal. Mi hermano era el mayor de seis hijos, imagínese cómo nos sentimos”, comentó una de las hermanas del fallecido.

Cifras de muertes

Zamora Castrillo al momento de su muerte conducía un Kia, gris, placas M 06476, de la Cooperativa “Santa Rosa”, propiedad de Rommel Ramírez Matamoros.

El carro y el cuerpo fueron localizados en Villa Libertad, de la Farmacia Marien una cuadra al este, cuatro andenes al sur.

Carlos de Jesús Zamora deja en la orfandad a seis hijos. Su vela se realizó en casa de su mamá, ubicada en la Segunda Etapa del barrio Villa Fraternidad.

Según fuentes policiales, en lo que va del año cuatro taxistas han muerto a manos de la delincuencia común y 23 taxis fueron robados.

No existen cifras exactas sobre la cantidad de robos con intimidación cometidos dentro de taxis. El año pasado, según cifras policiales, fueron 750 robos, y los usuarios fueron las principales víctimas.