Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

¿De permiso para matar?
La jueza Tercero Penal de Audiencias de Managua, Henryette Casco, enviará un oficio al Sistema Penitenciario Nacional, SPN, para que le informen si Jorge Isaac Aguilar estaba de pase el primero de mayo de este año a las diez de la noche, porque la Fiscalía lo acusó por aparentemente haber matado a Félix Daniel Navarro, de 15 años, ese día junto a varios miembros de la pandilla “Los Gárgolas”, del barrio Jorge Dimitrov. La fiscal Sandra Dinarte señaló que el Ministerio Público también ya pidió el informe de los movimientos de Aguilar, quien está preso por robo, pero goza de Régimen Carcelario Preferencial, es decir puede entrar y salir de “La Modelo” incluso los fines de semana. Por este mismo crimen también fueron llevados a audiencia Francisco Javier Torres y Denis Emilio Chavarría, pero la judicial rechazó la causa para el primero y al segundo lo remitió a juicio para el 17 de julio y le reconfirmó las medidas alternas a la prisión que el cinco de mayo le había dictado, pero los resultados de la vista podrían ser anulados porque pese a que la abogada de los imputados estaba presente en la sala de audiencias, no le dieron intervención de ley, lo que constituye una nulidad absoluta porque vulnera el derecho a la defensa y el principio de oralidad establecido en el Código Procesal Penal.

Doble homicidio a juicio
Jesús Norberto Castillo, de 33 años, y David Guadamuz, se entregaron a la justicia ayer para responder por0 los cargos de homicidio en perjuicio de Carlos Antonio Robelo Peralta, de 19 años, y Lesther Alexander Ocampo Padilla, de 17, y homicidio frustrado en detrimento de Luis Ramón Somarriba. Junto a ellos también está siendo enjuiciado, por los mismos delitos, Ronald Alberto Valdez Gómez, quien por medio de su abogado denunció que desde que ocurrieron los hechos el 18 de octubre de 2008, su familia ha sido objeto de amenazas y hasta tuvieron que mudarse de casa porque les advirtieron que se las iban a quemar. Pero lo peor es que dos supuestos miembros de la pandilla a la que aparentemente pertenecían las víctimas, delinquieron con el objetivo de ir a parar a las celdas de la Estación Dos para tratar de hacerle daño a él, lo que no ocurrió porque las autoridades cambiaron de celda a Valdez, reveló el abogado Mario Rey Delgado. El abogado Ronald Pérez, representante de la madre de Lesther Ocampo, Miriam del Socorro Padilla, ripostó dicha versión, pero a medias, porque señaló que si las víctimas no estaban en el Juzgado Segundo Penal de Audiencias ayer no era porque estuvieran presos por gusto, sino porque no les dieron permiso en sus trabajo. Además, dijo que independientemente de las “fallas” que haya tenido Ocampo Padilla y las circunstancias en que ocurrieron los hechos, nadie tenía derecho a quitarle la vida a otra persona. Según los testigos propuestos por la Fiscalía para ir a juicio, los ahora acusados estaban saliendo de una fiesta de 15 años en el barrio Bóer, cuando se toparon con quienes ahora figuran como víctimas. Estos andaban armados con piedras, morteros y armas, supuestamente discutieron con los ahora acusados por causas aún desconocidas, aunque una testigo dicen que fue porque no se dejaron robar, luego se originó una balacera en la que hubo dos muertos y dos heridos, incluyendo al imputado Valdez Gómez.