• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La Policía Nacional presentó este lunes a los presuntos asesinos de Víctor Canda Gutiérrez, quien fue asesinado el pasado lunes 15 de octubre en el bar “Los Tocayos”, en Bello Horizonte, Managua, al recibir un balazo en la cabeza.

Según autoridades policiales, Juan Gabriel Martínez Obregón (alias Jean Berry), de 29 años, y Álvaro Domingo Torres (alias Tuti), de 25 años, son los principales sospechosos de acabar con la vida de Canda Gutiérrez.

Lea: Matan de dos balazos en la cabeza a joven campesino de Jinotega

Según información dada a conocer por el Comisionado General Sergio Gutiérrez, segundo jefe policial de Managua, los señalados habrían entrado al centro nocturno a realizar un asalto, donde hicieron disparos “que impactaron en la humanidad de Canda Gutiérrez”, además los mismos delincuentes lesionaron a otras personas que se encontraban en el lugar.

En el incidente también resultó herido por arma de fuego Víctor Fuentes Flores, de 36 años, quien era socio del fallecido y Cristopher José Moncada, de 23 años de edad.

De interés: Persiguen y matan a joven campesino en Jinotega

“Investigaciones revelan que el día de los hechos, Álvaro Domingo Torres, el Tuti, fue quien disparó y provocó la muerte de Víctor Canda”, detalló la institución policial a través de un comunicado.

Dicha afirmación se basa “en declaraciones de testigos presenciales y los resultados positivos del peritaje químico, balístico y de genética, con productos nitrados que se realizaron en la vestimenta del asesino (sudadera, gorra y short)”, reza el escrito emitido por la Policía.

Además: Antes de ser asesinado, Denis Madriz denunció que temía por su vida y la de su familia

La Policía reportó que un hecho similar ocurrió el pasado 14 de octubre, en el bar La Oficina, ubicado en Batahola Sur, cercano al mercado Israel Lewites, donde dos hombres intimidaron a los clientes con arma de fuego para robarles sus pertenencias.

Estos delincuentes fueron detenidos y remitidos a las autoridades competentes para ser enjuiciados.
Personas que habitan cerca del bar “Los Tocayos”, dijeron a El Nuevo Diario que el negocio tenía menos de un mes de haberse inaugurado y que en el mismo sitio asesinaron a un ciudadano de Bluefields hace dos años.