•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Elvin José Blandino Fernández, de 27 años, quien es acusado por el femicidio en contra de su pareja Indira Esperanza García Canales, ha sido enviado a prisión tras admitir el crimen ante una jueza de Estelí.

Según la acusación, la noche del pasado miércoles Blandino Fernández mató de once puñaladas en diferentes partes del cuerpo a García Canales en la comunidad de Tomabú, a 9 kilómetros al Norte del municipio La Trinidad, Estelí.

Asesinada de 11 puñaladas por su pareja en La Trinidad, Estelí

La víctima tenía 17 años y deja en la orfandad a un niño de 18 meses que había procreado con su asesino.

La presentación de Blandino Fernández ante el juez fue hecha a puerta cerrada.

Tras admitir el crimen, la jueza Lesbia Malena Tinoco, titular del Juzgado de Distrito Especializado en Violencia, remitió a Blandino Fernández para el 21 de noviembre a nueva audiencia.

Según la familia de la víctima el hombre fue capturado el mismo día del crimen cuando intentaba huir. Al femicida confeso lo llevaron de la estación policial a los juzgados fuertemente custodiado.

Mientras Blandino Fernández ingresaba a los juzgados, los familiares de la víctima y habitantes de la comunidad Tamabú le gritaron “asesino, cobarde, mata mujeres, ojalá que encuentres tu merecido en la cárcel”.

Miembros de la Fundación Entre Mujeres (FEM) también se hicieron presentes para brindarle acompañamiento legal y psicológico a la familia de la víctima.

Tras finalizar el juicio los padres de la adolescente asesinada manifestaron que esperan las autoridades aplique la pena máxima para el femicida confeso.

Hasta antes del mes de junio las penas por femicidios eran entre 15 y 20 años, pero con la reforma al Código Penal de Nicaragua, quienes cometan este delito pueden ser condenado a entre 25 y 30años de cárcel.