•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Dos hombres robaron el teléfono celular a una mujer que estaba en la vela de un familiar, en Managua, demostrando que la osadía de los maleantes parece no tener límites y tampoco escrúpulos.

Así lo revela la acusación que por robo agravado y portación ilegal de armas la Fiscalía presentó este sábado  en el Juzgado Quinto Distrito Penal de Managua, contra Mario Rayo Mayorga.

En el escrito acusatorio se indica que Elizabeth Vega estaba en la vela de un familiar la noche del 21 de noviembre del año en curso viendo fotografía en su teléfono celular cuando de manera inesperada un desconocido se lo pasó arrebatando.

Mario Rayo en los juzgados. Ernesto García/END

Aunque la dama reaccionó y trato de seguir al malhechor, Mario Rayo se lo impidió apuntándole por la espalda con un arma artesanal, refiere el escrito acusatorio del Ministerio Público.

Aunque el robo del celular se consumó  porque el sujeto de identidad de desconocida se lo llevó,  Mario Rayo quedó apresado y apaleado por los asistentes a la vela, quienes lo entregaron a la Policía.

El robo inusual sucedió a eso de las diez de la noche en el barrio Naciones Unidas, de la terminal de buses cuatro cuadras al sur, en Managua, según la acusación que admitió el juez suplente Carlos López Cano.

Por los hechos antes mencionados, Mario Rayo Mayorga quedó en prisión preventiva a la espera de la audiencia inicial programada para el próximo 3 de diciembre, a la 9:45 am.