• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La salvaje golpiza que sufrió Kenner Obregón Centeno por parte de dos hombres que intentaban cometer un robo en un barrio de Managua, lo dejó con trastornos mentales para el resto de su vida.

Según la acusación, los hermanos José Francisco y Mario Rafael Vargas Potoy intentaban robarle al ciudadano Fernando Mendoza González y Kenner Obregón intentó impedir el robo, razón por la cual le propinaron la paliza.

Encuentran a hombre quemado y amordazado en Sabana Grande

A consecuencia de la brutal golpiza Kenner Obregón de 21 años, sufrió pérdida de la memoria y no reconoce a las personas que conocía antes de la paliza, según el dictamen de la psiquiatra forense, Enma Zúniga Castellón.

Mario Rafael Vargas Potoy, acusado de golpear a hombre en Managua. En dictamen médico se indica que la víctima como consecuencia de los golpes en la cabeza también experimentará cambios en su comportamiento que irán desde el llanto hasta la ira, pasando por estados de tristeza.

Acusan a maratonista Alex Vanegas por “escándalo público”

Además Kenner Obregón quedará padeciendo de crisis convulsiva y arritmia cardiaca, según la acusación presentada por la Fiscalía en el Juzgado Quinto Distrito Penal de Audiencia de Managua contra los hermanos Vargas Potoy por el delito de asesinato frustrado.

En la acusación se explica que Mario Rafael Vargas primeramente le lanzó una pedrada a Kenner Obregón que le impactó en el cráneo, haciendo que este cayera al pavimento donde José Francisco Vargas, quien dice ser boxeador, le dio golpes y punta pies en el rostro y la cabeza, hasta dejarlo inconsiente.

Jaime Arellano suspende programa televisivo por afectaciones a su salud

La brutal golpiza aconteció el 1 de agosto cuando la víctima le gritó a los hermanos Vargas Potoy que no le robaran a Fernando Mendoza, quien caminaba en una calle del barrio René Cisneros de Managua.

Por los hechos antes narrados, el boxeador José Francisco Vargas y su hermano Mario Rafael quedaron en prisión preventiva a la espera del juicio programado provisionalmente para el próximo 19 de diciembre.