• Managua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El cadáver de Antonio José Pavón Hernández, jefe de uno de los grupos de vigilancia del mercado El Mayoreo, que fue asesinado de una puñalada en el pecho la noche de este viernes en un bar de este centro de compras, tuvo un emotivo funeral, acompañado por familiares, comerciantes y amigos que ser acercaron a darle el último adiós.

Antes de ser llevado al cementerio, el ataúd con el cuerpo de Pavón Hernández recorrió algunas calles del El Mayoreo como una manera de rendir un homenaje al vigilante que trabajó casi toda su vida en este mercado.

Pavón Hernández se rindió a la muerte la noche de este viernes en la sala de emergencia del hospital Alemán Nicaragüense, a donde fue llevado tras recibir una puñalada en el pecho, que le propinó un hombre de apellido Flores.

Según José Antonio Velásquez, dueño del bar Los Gitanos, el crimen se originó cuando la víctima despojó de un cuchillo a un sujeto que había sido expulsado de un bar.

"Al bar llegaron dos hombres en estado de ebriedad y no se les permitió quedarse, no se les atendió porque uno andaba un cuchillo y se les pidió que se fueran del negocio", contó Velásquez.

Según el dueño del bar, el vigilante Pavón Hernández conocía a los dos hombres, uno se llama Romel y el otro Junior, ambos de apellido Flores, y que según testigos, también trabajaban en el mercado.

"El asunto es que Pavón Hernández les quitó el cuchillo, y por eso ellos se enojaron, y aparentemente todo estaba controlado. Pero no sé lo que pasó después, pues cuando ya se los llevaban para meterlos a una oficina, uno de ellos sacó otro cuchillo y se le tiró encima a Antonio Pavón y sucedió la tragedia", explicó Velásquez.

Los testigos no supieron precisar cual de los dos sujetos fue el que apuñaló a Pavón Hernández, pero como andaban en estado de ebriedad, fácilmente fueron detenidos por otros vigilantes y trabajadores del mercado, quienes los trasladaron a la Policía del Distrito Seis.

Era muy querido y conocido

Varios comerciantes comentaron que Pavón Hernández era una gran persona, muy querido por todos, por lo que sus familiares y amistades esperan que se haga justicia y que su muerte no quede impune.

"Él era hasta fundador del mercado. Un grupo de seguridad de este centro de compras estaba a cargo de él. Lo vamos a extrañar mucho, porque era una gran persona", aseguró Perla Pérez, vendedora de perecederos.

Este es el bar Los Gitanos, donde no dejaron entrar a los borrachos que después asesinaron a Antonio José Pavón Hernández. Mercedes Urroz/ END

Varios comerciantes hicieron un minuto se silencio para honrar la memoria de Antonio Pavón Hernández.

El féretro fue llevado a las oficinas de la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema) de El Mayoreo y luego trasladado a Ticuantepe, donde sería sepultado en el cementerio de ese municipio.

Los dos sujetos de apellido Flores, sospechosos del crimen, están detenidos en el Distrito Seis de la Policía y se espera que pasen a juicio en los próximos días.