•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un policía que custodiaba a un reo este sábado en los juzgados capitalinos, le preguntó cuál es su profesión u oficio, y este le respondió sin ningún reparo: ladrón.

La respuesta del detenido José David Bermúdez podría interpretarse como sincera, desfachatada o cínica, pero lo que comentó después que el agente policial le informó que la Fiscalía lo había acusado por robo agravado, fue igual de singular.

“Pero si lo que yo hice fue tomar el teléfono prestado", replicó el reo, provocando las risas de policías, abogados y de otros reos que esperaban audiencia.

Bermúdez es señalado de haber robado el teléfono celular de Hazzel Espinoza Torres, la tarde del pasado jueves cuando este esperaba un autobús en la calle principal de Ciudad Jardín.

Aunque Bermúdez salió huyendo tras arrebatar el teléfono, la víctima pudo correr más que él y a las pocas cuadras lo logró capturar y a lo inmediato fue auxiliado por otros pobladores.

Por el robo del celular valorado en 200 dólares, la jueza Noveno Distrito Penal de Audiencia de la capital, Karen Chavarría dictó prisión preventiva a Bermúdez y le programó audiencia inicial para el próximo 6 de diciembre.

Celulares favoritos de delincuentes

Este sábado la Fiscalía presentó ocho acusaciones contra nueve reos y todas fueron por robo agravado y curiosamente en cada atraco los maleantes se robaron al menos un teléfono celular.

Entre los acusados por robo agravado este sábado en los tribunales capitalinos están Erick Torres Valerio y Víctor Manuel García, quienes presuntamente la madrugada del pasado 29 de noviembre despojaron de sus pertenencias personales a un señor de 82 años y a su hijo de 40.

El asalto ejecutado con cuchillo en mano ocurrió cuando el anciano Adrián Morales llegó a traer a su hijo, Ricardo Morales Cruz en su carro, a la salida de su trabajo, en el barrio Santa Ana.

En la acusación se explica que padre e hijo fueron intimidados con el arma blanca cuando hacían el cambio de chofer para regresar a casa.

Entre las pertenencias que presuntamente se robaron los acusados están un teléfono celular, un anillo y una pulsera de oro.

Los asaltantes fueron capturados a las pocas cuadras porque las víctimas fueron auxiliadas por los dueños de otro negocio que cerraba a esa hora de la madrugada.

A Erick Torres y Víctor Manuel Carvajal, la jueza Chavarría también los puso en prisión preventiva y les programó audiencia inicial para el próximo 6 de diciembre.