•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Después de la muerte en Costa Rica de la turista venezolana-estadounidense, Carla Stefaniak, de 36 años, los medios de comunicación han revelado aspectos peculiares de su vida.

Carlos Caicedo, padre de Stefaniak, brindó una conferencia de prensa en la cual relató que “su hija nació el 28 de noviembre de 1982, a la 1:30 a.m., y precisamente quizás al cumplir sus 36 años también le quitaron la vida, a la misma hora”, según publicó el Diario Extra, de Costa Rica.

Otro de las revelaciones que hizo el papá de la venezolana es que ella luchó contra su asesino, ya que practicó karate, al igual que otros de sus dos hermanos.

“Carlita de mis amores, te fuiste tristemente célebre. El mundo entero sabrá de ti de una manera trágica, qué dolor tan grande, cómo hubiese querido yo terminar mi vida, sin que el mundo entero supiera de nosotros, qué dolor, qué dolor”, expresó Caicedo a través del medio costarricense.

El principal sospechoso de matar a la turista es un nicaragüense, quien está detenido. Cortesía/END

Un detalle peculiar que salió a luz es que Carla Stefaniak publicó en su perfil de Facebook que no quería regalos, sino que había organizado una colecta para donar lo recaudado al Hospital St Jude, para niños y adolescentes con cáncer, en Tennessee, Estados Unidos.

No llegó a su destino

De acuerdo con varios medios costarricenses, Stefaniak llegó a Costa Rica junto con su cuñada para vacacionar y celebrar su cumpleaños 36.

Su pariente tomó un vuelo hacia Miami, Estados Unidos, donde vivían, el 27 de noviembre, mientras que ella se hospedó en el hotel Le Mas de Provence, donde tenía previsto pasar la noche y partir al día siguiente.

El 28 de noviembre, como no llegó a Miami, sus familiares alertaron a la policía costarricense y, desde ese momento, se desplegó un operativo para dar con su paradero.

Los agentes judiciales encontraron un cuerpo cerca del hotel y luego de hacer estudios se confirmó que era Stefaniak.

El principal sospechoso del crimen es el nicaragüense Bismark Espinoza Martínez, de 32 años, quien un juez le decretó tres meses de prisión preventiva. Él trabajaba como encargado de la seguridad del lugar.

Un saludo de manos

Mientras, la cadena de noticias CNN indicó que un hermano de Stefaniak saludó con un apretón de manos al principal sospechoso del crimen, antes de que las autoridades dieran a conocer cómo ocurrió el asesinato.

Se trata de Carlos Caicedo, un hermano de Stefaniak, quien llegó a Costa Rica cuando buscaban a su pariente.

Carla Stefaniak vacacoinaba en Costa Rica, pero la asesinaron. Cortesía/END

Al llegar al hotel, Caicedo saludó con un apretón de manos a Martínez, sin saber que se trataba del principal sospechoso del asesinato de la mujer.

"Cuando llegamos a la villa, este hombre apretó nuestras manos, nos miró a los ojos y nos dijo su falsa historia... nosostros no podemos sentir los sentimientos de un tipo como este. No lo puedo creer", dijo Caicedo.