• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Un juez de Nicaragua ordenó hoy prisión preventiva a la ciudadana rusa Elis Leonidovna Gonn, quien causó lesiones a un sacerdote al rociar ácido sulfúrico sobre su rostro en la catedral de Managua.

El juicio contra Gonn, por los delitos de lesiones graves y exposición de personas al peligro, se iniciará el 10 de enero próximo, según estableció el juez, cuya identidad no fue revelada.

La joven de 24 años, nacida en Rusia y refugiada en Italia antes de venir a Nicaragua, según el Ministrio Público de Nicaragua atacó al sacerdote Mario Guevara el 5 de diciembre, durante una sesión de confesiones en la catedral metropolitana de Managua.

Guevara, de 59 años y cuya vida no estuvo en peligro, sufrió quemaduras "graves" en el rostro, y el creyente Roberto Pineda quedó con lesiones al ser salpicado por el ácido.

Según la acusación el Ministerio Público también respalda la acusación contra la ciudadana de origen ruso con peritajes químicos del Instituto de Ciencias Forenses de la Policía Nacional.

Elis Leonidovna fue arrestada en la catedral Inmaculada Concepción de María, en Managua, después de que otro sacerdote le practicara un exorcismo, luego de que cometiera el ataque con ácido sulfúrico.

La mujer rusa, según se conoció, vivía con una hija menor de edad, intentó dar clases en un colegio religioso y algunos vecinos afirman que en una ocasión preguntó en voz alta cómo será la muerte.

La Policia Nacional, por su parte, sostuvo que al ser arrestada la mujer dijo que cometió el atentado contra el sacerdote por órdenes del diablo.