• San José, Costa Rica |
  • |
  • |
  • EFE

El Organismo de Investigación Judicial de Costa Rica detuvo hoy a un hombre de nacionalidad nicaragüense por el asesinato de un peruano que residía en el Caribe del país centroamericano.

El director general del Organismo, Walter Espinoza, explicó en conferencia de prensa que este viernes realizaron tres allanamientos que dieron como resultado la localización del cuerpo del peruano Wálter Antay Rodríguez.

"El cuerpo fue encontrado en un congelador de color blanco y dentro ocho bolsas plásticas. La revisión preliminar permite establecer que son restos humanos y que pertenecen a Walter Antay Rodríguez y que fueron troceados probablemente con una sierra. Cada bolsa tiene trozos o partes del cuerpo", destacó Espinoza.

El sospechoso del homicidio fue identificado como Caín Gutiérrez Alfaro, nicaragüense, quien entró al país de forma irregular y que era buscado desde hace aproximadamente dos años en Nicaragua por el asesinato de la exesposa de Rodríguez, identificada como Rita Raquel Rostrán Fajardo, de nacionalidad nicaragüense.

El peruano se había casado con Rostrán, y años después se separaron. Ella colocó una panadería en Nicaragua y él continuó con su negocio, un restaurante ubicado en la provincia de Limón (Caribe).

"Caín Gutiérrez se viene a Costa Rica y entra en contacto con Wálter y empieza a trabajar con él en el restaurante (...) Wálter Antay Rodríguez desaparece, pero continúa enviando mensajes de texto o por redes sociales. Su compañera sentimental sospecha y el 27 de septiembre presenta la denuncia por desaparición", explicó Espinoza.

Desde ese momento el Organismo de Investigación Judicial inicia las indagaciones del caso que finalizaron con los tres allanamientos realizados hoy.

Las autoridades empezaron a sospechar de Caín Gutiérrez Alfaro, quien estaba intentando realizar algunos traspasos de poderes y movimientos de bienes, el mismo modo de operación que utilizó en Nicaragua para adueñarse de la panadería y propiedades de Rita Raquel Rostrán Fajardo.

Otro de los detenidos fue el nicaragüense Julio César Gutiérrez, quien se encuentra con visa de turismo en el país y es el sospechoso de realizar los trámites aparentemente ilegales de traslado de patentes, poderes y del vehículo.

Espinoza indicó que pedirán información a la policía de Nicaragua para tener acceso a los datos del caso, así como para comparar los modos de operación y tener datos importantes para el juicio que se va a desarrollar.