•   Quezalguaque, León  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un niño de cinco años murió y siete adultos resultaron lesionados al caer un árbol sobre un concurrido río en Quezalguaque, municipio de León, informaron fuentes del gobierno central.

El niño disfrutaba de un paseo familiar en el río, durante el primer día del año, cuando un enorme árbol de guanacaste se precipitó de forma repentina sobre el río, indicaron las autoridades, a través de medios de comunicación estatales.

Entre las ersonas lesionadas estaban varios familiares del menor, quienes fueron trasladados de emergencia a un hospital, según la información oficial.

Las abejas fueron combatidas por los bomberos beneméritos con chorros de agua. Cortesía Bomberos Beneméritos de León/ END

Otras seis personas sufrieron ataques de abejas, las cuales se encontraban en su panal cuando el árbol cayó sobre los bañistas.

Bomberos beneméritos atendieron emergencia

Miembros del Benemérito Cuerpo de Bomberos de León fueron avisados del incidente y acudieron a brindar atención.

"Hemos atendido la caída de un árbol de guanacaste acompañado deslizamiento rápido de tierra y abejas africanizas en su interior, en el municipio de Quezalguaque", informaron los bomberos a través de su página en Facebook.

Miembros de la Cruz Roja también asistieron para atender la emergencia en el río de Quezalguaque. Cortesía Bomberos Beneméritos de León/ END

Los bomberos acudieron al llamado de emergencia con una unidad extintora de rescate y una ambulancia pre-hospitalaria.

En total atendieron a un total de ocho personas, entre ellas el niño de cinco años fallecido, al cual intentaron reanimarlo, pero la atención fue en vano.

Investigaciones sobre las causas del incidente, determinaron que el árbol se cayó producto de los fuertes vientos, y además ya estaba seco.

Advierten a pescadores de fuerte oleaje y vientos

El gobierno de Nicaragua alertó este miércoles de un fuerte oleaje a los pescadores artesanales de los litorales Caribe y Pacífico, y les recomendó ser precavidos en sus faenas.

El árbol se cayó producto de los fuertes vientos y además ya estaba seco. Cortesía Bomberos Beneméritos de León/ END

Olas de hasta 3 metros de altura y rachas de vientos de hasta 40 kilómetros por hora, podrían presentarse en los grandes lagos y aguas marítimas de Nicaragua, informaron las autoridades, a través de medios del gobierno.

El aviso y las recomendaciones se hicieron extensivos a las poblaciones y visitantes de las costas nicaragüenses. Los fuertes vientos y oleaje son característicos de los meses de diciembre, enero y febrero en Nicaragua.

En enero de 2016, un total de 13 turistas costarricenses fallecieron en un naufragio provocado por malas condiciones del tiempo.