•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Deyman Vallecillo Alegría quien confesó de manera fría que violó a una adolecente de 17 años y después la ejecutó junto con su suegra de un balazo en la cabeza para después quemarlas, ha sido sentenciado a 110 años de prisión.

La megacondena para el violador y asesino confeso fue dictada por la jueza Primero Especializada en Violencia de Managua, Aleyda Irías, quien explica en su resolución que por disposición constitucional Deyman Vallecillo solo estará 30 años en la cárcel, por ser esa la pena máxima en Nicaragua.

En la sentencia condenatoria dictada por la jueza Irías se condena  Deyman Vallecillo a 26 años y seis meses de encierro en la cárcel por la violación agravada en perjuicio de la adolecente de iniciales Z.C.Z.G, de 17 años.

En la resolución la jueza capitalina condena a Deyman Vallecillo a 59  años  de prisión por los asesinatos agravados que perpetró contra  Z.C.Z.G y Yamileth Ávila Sánchez, esta última suegra de la adolescente.

En el documento la autoridad judicial también le dicta a Deyman Vallecillo 17 años con seis meses de cárcel por los robos agravados que perpetró contra las dos mujeres asesinadas y cuatro de sus parientes.

En lo que refiere a los robos a los robos agravados que se produjeron en distintos momentos las penas aumentaron de acuerdo al número de víctimas y el monto del daño patrimonial, se explica en la sentencia.Las mujeres de Jalapa fueron asesinadas y luego quemadas / EFE

El violador y asesino confeso también ha sido sentenciado a otros cinco años de cárcel por el secuestro extorsivo que perpetró contra dos familiares de las mujeres asesinadas y dos años más por los secuestro simples que ejecutó contra Z.Z.C.G y Yamileth Ávila antes de quitarles la vida por la vía de la ejecución.

Por estos mismos hechos están a la espera de su  sentencia condenatoria  Oscar Moisés Ruíz y Jared Moncada Moncada, quienes fueron encontrados culpables de los delitos de robo agravado y asesinato agravado en perjuicio de las dos mujeres.

 

En lo que refiere a Jared Moncada, también está a la espera de oír sentencia por los ilícitos de secuestro simple y secuestro agravado. Por este doble crimen donde las víctimas fueron quemadas después de ser ejecutadas con impactos de bala en la cabeza también fue procesado un menor de edad quien de haber sido encontrado culpable solo estará seis años bajo privación de libertad.

Los hechos

La noche del 18 de marzo del 2018 en la casa de Óscar Ruiz García en la comunidad Buena Vista del Cañón, en Jalapa, Nueva Segovia, donde ocurrió  el doble asesinato hubo una reunión donde este propuso a Deyman Vallecillo Alegría que matara a los miembros de la familia de Wilson Cárdenas, porque con ello no pagaría una deuda de 110 mil córdobas y quedaría impune la triple violación a la que fue sometida la adolescente Z.C.Z.G.  el 23 de febrero de ese mismo año.

En  esa reunión Óscar Ruiz García ofreció a Deyman Vallecillo pagarle “una fuerte cantidad de dinero” para que matara a Wilson Cárdenas y su familia porque le estaban involucrando a su hijo en una violación.

Al día siguiente (19 de marzo)  Deyman Vallecillo y el hijo de Óscar Ruiz se dirigieron a la casa de Wilson Cárdenas, donde ingresaron de manera sorpresiva por la puerta del costado sur de la vivienda.

Una vez estando dentro del inmueble cerraron las puertas y obligaron a las dos mujeres a introducirse en una de las habitaciones y acto seguido Deyman Vallecillo puso de rodillas a Z.C.Z.G. y luego le disparó a quemarropa en la cabeza.

Después Deyman Vallecillo se dirigió hacia donde estaba Yamileth Ávila, la sentó en una silla y seguidamente le disparó dos veces a la cabeza, refiere el escrito acusatorio del Ministerio Público.

Una vez que las dos mujeres estaban muertas, los acusados (Deyman Vallecillo y L.R.M.) les pusieron ropa por debajo y encima de sus cuerpos, además de sacos de bramante para después prenderles fuego.