Secciones
Multimedia

Envían a juicio a florista que se emborrachó en boda y causó una muerte

Foto por: Ernesto García

La Fiscalía también ha ofrecido como prueba contra Miguel Ángel Navas el testimonio de un taxista.

Al joven lo contrataron para llevar un arreglo floral a una boda, se emborrachó en la fiesta y causó una muerte en un accidente de tránsito

La resolución de Tránsito del Distrito Seis de Policía donde se le hace responsable del fatal accidente donde perdió la vida el taxista, Jonathan Gómez Chavarría es una de las principales pruebas que tiene la Fiscalía para demostrar en juicio, la culpabilidad de Miguel Ángel Navas Poveda, de 20 años a quien le atribuye el delito de homicidio imprudente.

Para el juicio programado de manera provisional para el próximo 8 de febrero, el Ministerio Público también tiene como prueba de cargo contra Miguel Ángel Navas la prueba de alcoholemia, donde se confirma que al momento del fatal accidente conducía en estado de ebriedad.   

La prueba de alcoholemia reveló que Miguel Navas conducía con 1.41 grados de alcohol por cada litro de sangre en el torrente sanguíneo, cuando la ley de Tránsito establece que  los conductores solo pueden manejar con un máximo de 0.50 grados.

La Fiscalía también ha ofrecido como prueba contra Miguel Ángel Navas el testimonio de un taxista quien presenció cuando el acusado, quien conducía una camioneta en dirección de este a oeste se cruzó la luz roja de los semáforos ubicados en la entrada a residencial Las Mercedes, la noche del  5 de enero del año en curso.

El Ministerio Público también respalda su acusación con el dictamen médico legal, donde se indica que Jonathan Gómez Chavarría, de 29 años murió a consecuencia de una hemorragia craneal causada por el politraumatismo que sufrió como consecuencia del choque del taxi que conducía con la camioneta que manejaba Miguel Ángel Navas.

Todas estas pruebas podrán ser presentadas por la Fiscalía en el juicio, según lo resuelto este miércoles por el Juez Décimo Distrito Penal de Audiencia de la capital, Celso Urbina quien ratificó la prisión preventiva para el acusado.

 El reo  quien labora para una floristería fue contratado el sábado 5 de enero para llevar el arreglo floral al local donde se celebró una boda, pero él después de cumplir su misión se pasó de tragos en la fiesta.

Miguel Ángel Navas de ser declarado culpable del delito de homicidio bajo los efectos de bebidas alcohólicas podría cumplir una condena de cuatro a ocho años de prisión, según el Código Penal vigente.