Secciones
Multimedia

Mujer que quemó a su hijo por vender láminas de zinc es enviada a juicio

Foto por: Ernesto García

Mujer acusada de quemar a su hijo en Managua.

La Fiscalía respalda su acusación con un dictamen médico legal donde se comprueba que el niño de ocho años sufrió quemaduras de segundo y tercer grado

Llorar es lo único que le quedó a Rosa Jirón Monterrey después de escuchar la resolución del juez Cuarto Distrito Penal Especializado en Violencia de Managua, Harold Leal, quien la mandó a juicio para el próximo 28 de febrero bajo prisión preventiva.

Rosa Jirón, de 30 años enfrenta cargos por lesiones psicológicas, lesiones graves (físicas) y violencia intrafamiliar en perjuicio de su hijo de ocho años, a quien le quemó las manos en castigo por vender tres láminas de zinc para comprar figuritas de Pokémon.

“Los padres de familias (mamá y papá) están para educar con amor a sus hijos y no para maltratarlos; además las relaciones en el hogar deben estar fundadas en el respeto y el amor especialmente cuando se trata de las niñas y niños”, dice en su parte medular la resolución donde el juez Leal ordena mandar a juicio a Rosa Jirón.

La Fiscalía podrá  presentar como prueba  en el juicio contra Rosa Jirón, el testimonio del niño de ocho años y los vecinos que lo auxiliaron cuando el infante se quejaba por las quemaduras que le causó su mamá al ponerle las manos al fuego en la cocina.

Entre los testimonio ofrecidos por la Fiscalía, está el testimonio de Fátima Martínez, vecina de la casa de Rosa Jirón, quien fue la primera persona que auxilió al niño cuando salió a la calle llorando y pidiendo ayuda.

“El niño tenía un moretón en la frente y otro en el ojo izquierdo, además de las quemaduras  en las manos”, es lo que llegará a decir al juicio la mujer de oficio costurera.

Otra testigo quien es vecina de Rosa Jirón en el barrio Santa Elena en Managua, manifestará en el juicio que ella en varias ocasiones ha lanzado piedras al techo de la casa de la acusada para que cesen los maltratos al niño.

La Fiscalía también respalda su acusación con un dictamen médico legal donde se comprueba que el niño de ocho años sufrió quemaduras de segundo y tercer grado por exposición a llama abierta (fuego).

Otra prueba con  que podrá contar el Ministerio Público en el  juicio, es un dictamen de psicología forense donde se establece que el niño tiene daño psicológico y que requiere de tratamiento especializado de manera urgente.

La defensa de Rosa Jirón,  expresó que será en el juicio que demostrará la no culpabilidad de su representada.