•   Somoto, Madriz  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El gobierno de Nicarague informó del arresto de cuatro personas, entre ellos una joven madre de 18 años, que intentó vender a su hijo recipen nacido por la suma de 160 dólares (5,500 córdobas) en un municipio del norte de Nicaragua.

Informes preliminares indican que por un error causado por la desesperación de los compradores quedó al descubierto la venta del niño minutos después de su nacimiento.

El negocio fue descubierto ayer, cuando Edgardo José Espinoza Mendieta y su hija Daniela Espinoza Mendieta, protagonizaron un escándalo en torno al parto de Vekel Maradiaga, de 18 años, en el Hospital Primario del municipio de San Juan de Río Coco, cerca de la frontera con Honduras, según un informe preliminar, emitido a través de medios estatales.

Según la abuela del bebé, su hija había acordado la venta por razones económicas, y porque la compradora no puede tener hijos. (Imagen refrencial) Archivo/ END

Encargados del hospital notaron que algo andaba mal, porque la pareja estaba más preocupada por el bebé que su progenitora y la madre de ésta, María Maradiaga, quien confesó la venta del recién nacido mientras los compradores huían.

Según la abuela del bebé, su hija había acordado la venta por razones económicas, y porque la compradora no puede tener hijos.

El Gobierno de Nicaragua informó del arresto de los compradores, así como de la supuesta cómplice Martha Lorena Mendieta Estrada y Ofelia Salazar, quien habría hecho el contacto entre las partes.

También fue arrestada la madre del bebé, Vekel Maradiaga, quien se mantiene bajo custodia policial en el Hospital de Somoto, cerca de San Juan de Río Coco.

Supuestamente  el niño era trasladado en el auto marca Hyundai, color plateado, placa M 12210, conducido por Edgardo José Espinoza Mendieta, 41 años, quien viajaba en compañía de su hija Daniela Espinoza Mendieta, de 23, y Martha Lorena Mendieta Estrada, de 62 años.

La mujer de 23 años, según dijeron lugareños, viajaba con la cabeza envuelta con una tela, con el niño recién nacido en los brazos simulando que ella era la que había parido a la criatura.

(Imagen referencial)

La madre del bebé habría confesado a oficiales de la Policía Nacional, que desde que estaba embarazada hizo contacto con quienes iban a adquirir al niño, como si se tratase de una mercancía, porque supuestamente la principal señalada de haber entregado el dinero es estéril.

La imputada fue  trasladada al hospital Juan Antonio Brenes de la ciudad de Somoto, bajo custodia policial porque se habría visto grave luego de dar a luz aunque supuestamente el niño nació sin complicaciones y también presuntamente fue ingresado al centro asistencial donde se encuentra su progenitora.

El bebé fue entregado a representantes del Ministerio de la Familia de ese departamento, según la información oficial.