• Rivas, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Una mujer y su hija de 16 años quedaron embarazas producto de las violaciones a las que fueron sometidas durante más de dos años por el conyugue de la madre de la menor. El hecho ocurrió en una comunidad rural fronteriza con Nicaragua.

El hombre de 42 años, quien permanece en prisión preventiva, fue llevado ante el Juzgado de Distrito Penal de Audiencias Especializado Violencia de Rivas y es acusado por El Ministerio Público por violación agravada y violencia sicológica, en perjuicio de la menor y su mamá.

De acuerdo con el documento acusatorio, el hombre obligaba a su pareja y a su hijastra a sostener relaciones sexuales bajo amenazas de muerte.

Según la versión de las víctimas, durante dos años el hombre las mantuvo encerradas en una casa, para que nadie se enteraba de los hechos. La acusación contra el hombre también detalla que la menor de edad logró escapar de la vivienda en la que prácticamente vivían secuestradas y llegó a la casa de una tía, quien la ayudó a poner la denuncia ante las autoridades. El hombre luego fue detenido por la Policía de Rivas.

Según la acusación, en su testimonio, la menor de edad relató que su padrastro la acosaba desde que tenía once años, sin embargo en ese momento su mamá, le decía que su marido la abrazaba “porque la miraba como una hija”.

El acusado se encuentra en prisión ante la denuncia de violación en su contra./ Imagen referencial.  Años más tarde el hombre las obligó a que ambas sostuvieran relaciones sexuales bajo amenazas en su contra y agresiones físicas.

Producto de las violaciones, ambas quedaron embarazadas y la menor de 16 años dio a luz dos meses después que su mamá. Luego del parto su padrastro la volvió a violar.

Este primero de febrero el acusado será llevado a audiencia inicial ante el juez de Juzgado de Distrito Penal de Audiencias Especializado Violencia de Rivas, Sandro Pereira Chévez, quien decidirá si existen suficientes pruebas para remitirlo a juicio oral y público.