•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos cinco mujeres murieron a causa de la violencia machista en Nicaragua en el pasado mes de enero, informó este viernes la organización no gubernamental Católicas por el Derecho a Decidir.

"Continúa la violencia machista en nuestro país, en el mes de enero se reportaron 5 feminicidios en nuestro país", indicó la organización feminista, en su último reporte.

 Lea: Hombre admite que mató a adolescente mientras amamantaba a su bebé en Estelí

Del total de víctimas, 3 tenían edades de entre 35 y 50 años, una era menor de 35 y de la quinta de edad desconocida.

Dos de las mujeres murieron a manos de sus exparejas, una fue víctima de su pareja, otra de un hombre que conocía, y otra de un ciudadano no identificado.

De los agresores, dos utilizaron armas de fuego, una mató a la mujer con un objeto contundente, otro usó arma blanca, y el último estranguló a su víctima después de haberla violado.

 De interés: Condenan a 110 años de prisión a hombre que violó, asesinó y quemó a dos mujeres en Jalapa

La mayoría de los feminicidios, tres en total, ocurrieron en la ciudad de Matagalpa, al norte de Nicaragua, uno en Jinotega, también al norte, y otro en la Región Autónoma Caribe Sur (RACS).

De acuerdo con el informe de Católicas de Nicaragua por el Derecho a Decidir, la violencia machista dejó a 6 niños huérfanos en enero pasado.

La organización advirtió que los datos podrían ser mayores, ya que las suyas "no son las cifras exactas, debido a que, el Estado de Nicaragua tiene la política de invisibilizar la tragedia que vivimos las mujeres", y agregó que "muchos casos no son reportados por la Policía Nacional, quedando estos crímenes como inexistentes".

 Además:  Matan a mujer de un disparo en la cabeza en Waslala, Caribe norte

Católicas de Nicaragua por el Derecho a Decidir reportó un total de 57 feminicidios en 2018, es decir, 6 más que los 51 registrados por la misma organización el año anterior.

De acuerdo con Católicas, el año pasado 49 niños y 10 adolescentes quedaron huérfanos como producto de la violencia machista, que también dejó sin madres a 24 adultos.