•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Momentos de horror vivieron dos hermanas, de cuatro y ocho años, junto a su tía de 33, la tarde del pasado jueves 31 de enero, cuando un maleante, revólver en mano, les apuntó para obligarlas a que entregaran un teléfono celular con el cual jugaban en el porche de su casa.

El aterrador episodio que vivieron las niñas en un barrio del Distrito Seis de la capital, salió a relucir este sábado cuando la Fiscalía presentó acusación por robo agravado contra Hesser Avendaño Lanzas, de 33 años, y Josué Valladares, quien también se hace llamar Josué Valladares Mojica.

 Lea: Delincuentes roban y hieren a dos personas en bar de Ciudad Sandino

En el caso del sujeto de doble identidad, la jueza Noveno Distrito Penal de Audiencia de la capital, Karen Chavarría, emitió una orden de captura para que sea ejecutada por la Policía en cualquier lugar donde lo encuentre.

La jueza Karen Chavarría aceptó la acusación contra Hesser Avendaño. Foto: Ernesto García/END

Los hechos

A las 3:50 minutos de la tarde, Carolina  Maltés Vílchez, de 33 años, estaba en la puerta del porche de su casa con su teléfono celular valorado en 300 dólares, siendo observada por Hesser Avendaño y Josué Valladares, quienes se movilizaban en un automóvil color azul conducido por un tercer sujeto de identidad desconocida.

Del vehículo, cuya placa y marca no se indica en el escrito acusatorio, descendieron Avendaño y Valladares, quienes una vez frente a Carolina Maltés y las niña las intimidaron y el segundo sujeto se sacó de la cintura un revólver color negro.

 De interés: Abogado reclama retardación de justicia en caso de robo ocurrido hace tres años

Aunque la mujer corrió hacia el interior de la casa no logró su objetivo de protegerse, porque los nervios la inmovilizaron, lo que fue aprovechado por Josué Valladares para apuntarle a la frente y exigirle que le entregara el teléfono celular que sostenía entre las manos, el cual está valorado  en 300 dólares, según  la acusación fiscal.

Después,  el mismo sujeto se dirigió hacia donde estaban las niñas de 4 y 8 años, encañonando a la más pequeña, a quien le apuntó en dirección a la frente y le dijo: “si no me das el teléfono (celular) te mato”, refiere el escrito acusatorio.

Entre las pruebas contra Hesser Avendaño está el reconocimiento que hicieron de este Carolina Maltés y la niña de ocho años. Foto: Ernesto García/END

Mientras tanto, Hesser Avendaño Lanzas, a quien este sábado la jueza Karen Chavarría dejó en prisión por los próximos nueve días , se mantenía en actitud vigilante para impedir que alguna persona se acercara a auxiliar a la mujer y sus dos sobrinitas, según el órgano acusador.

 Además: Motociclistas chocan al huir por cometer un robo en Rivas

Entre las pruebas con las que el Ministerio Público respalda la acusación por robo agravado que promueve  contra Hesser Avendaño está el reconocimiento que hicieron de este Carolina Maltés y la niña de ocho años.

La jueza Karen Chavarría aceptó la acusación contra Hesser Avendaño, dictó la prisión preventiva y programó la audiencia inicial para el acusado para el próximo 11 de febrero.