•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una bebé recién nacida, que aún tenía colgado el cordón umbilical ha sido descubierta por una familia en plena calle, dentro de una bolsa plástica, en un barrio de la ciudad de Estelí.

Dos jóvenes y una menor de edad, habitantes del barrio Juana Elena Mendoza, se llevaron una tremenda sorpresa cuando observaron que a la orilla de la puerta de una casa vecina, dentro una bolsa color naranja se movía algo.

En un primer momento pensaban que se trataba de alguien que había dejado tirado algún animal como perro o gato, pero al abrir el paquete se dieron cuenta que se trataba de una criatura recién nacida.

La niña fue trasladada por la Policía Nacional al hospital de Estelí. Máximo Rugama/ END

Los que hicieron el descubrimiento dijeron que estaban adentro de la casa, y que después decidieron salirse un momento a la entrada de la casa, por lo que no pudieron saber quién colocó a la recién nacida a la orilla de la puerta de la casa vecina.

Al conocer del hecho pobladores del costado sureste del barrio reaccionaron sorprendidos y la noticia se regó a lo inmediato por el resto de la ciudad.

La piel de la niña de estaba enrojecida y estaba envuelta en unos trapos, por lo que los vecinos procedieron a limpiarla y a buscar sábanas para abrigarla.

El inmueble donde fue encontrada la bebé, es propiedad del señor Adrián Casco, quien no se encuentra en Estelí, por razones  de trabajo, pero sí sus hijas, quienes junto a pobladores del barrio atendieron sorprendidos la emergencia.

“La encontramos envuelta en un pedazo de tela, y estaba adentro de una bolsa. Que maldad. Si esa mujer que dejó a esa criatura abandonada no la quería mejor debió dársela a algún matrimonio que no tiene hijos”, dijo la vecina Justa García.

Fabio Cruz Centeno, otro vecino del lugar, dijo: “nnunca se había dado una situación así en el barrio, yo conozco a un matrimonio que no ha podido procrear hijos, y que ya desearan poder tener un niño”.

“Por lo menos la mujer tuvo algo de conciencia porque no la dejó tirada en la vía pública a la niña, porque de lo contrario las hormigas u otros insectos y los perros callejeros pudieron causarle daños”, expresó Cruz Centeno.

En esta calle fue encontrada la bolsa que contenía a la bebé recién nacida. Los vecinos socorrieron a lo inmediato a la bebé y llamaron a la Policía. Máximo Rugama/ END

Los vecinos informaron de lo ocurrido inmediatamente a las autoridades competentes, por lo que agentes policiales junto a especialistas de medicina forense trasladaron a la bebé al Hospital Escuela Regional San Juan de Dios de Estelí.

Oficiales de la Policía Nacional, bajo el mando de la Comisionada Carmen Rocha, se presentaron al lugar para realizar las debidas investigaciones y esclarecer el caso.

Fuentes médicas del Hospital Escuela San Juan de Dios dijeron que la bebita se encuentra en buenas condiciones de salud.

La Policía Nacional investigó a las jóvenes que se encontraban en la casa, en cuyo porche dejaron a la bebita y hasta ahora están fuera de sospecha.

También realizan actos investigativos en todo el sector así como en barrios aledaños como el Aristeo Benavides, Oscar Turcios, José Benito Escobar y Primero de Mayo.

Investigaciones preliminares indican que la madre de la niña podría no ser de Estelí, debido a que el lugar donde fue encontrada la niña está a solo una cuadra y media de una parada de buses, a orilla de la carretera panamericana.

Otro caso similar hace 2 años

A inicios de agosto del año 2017, el señor Juan Alberto Talavera, cuando se dirigía en horas de la mañana hacia la iglesia San Francisco de Asís, ubicada en el barrio El Rosario, a participar de la misa dominical de las 6:00 de la mañana, a una cuadra y media de distancia de la iglesia, encontró un paquete también donde estaba una niña recién nacida.

Talavera y su esposa hicieron gestiones para adoptar a la niña, a la que le pusieron por nombre “Milagritos” y luego de un largo proceso lo consiguieron.

Talavera, al momento del hallazgo iba en compañía de su esposa Azucena Fuentes. La pareja logró rescatar a la criatura de las garras de un par de perros callejeros que merodeaban en el lugar.

Tanto la niña abandonada en esta ocasión como Milagritos, tenían pocas horas de haber sido dadas a luz por sus progenitoras.

Del paradero de esa madre que abandonó a Milagritos, nunca se supo nada.