• Chontales, Nicaragua |
  • |
  • |
  • EFE

Un incendio que se extendía rápidamente por un área de pastizales en la zona central de Nicaragua fue controlado luego de calcinar unas 28 hectáreas, informó este miércoles la Dirección General de Bomberos.

El incendio se produjo el martes en una finca ubicada en el municipio de Juigalpa, y amenazaba con extenderse hacia haciendas vecinas, detalló el Quinto Comando Militar Regional, del Ejército de Nicaragua.

Lea: Incendio afecta más de 250 manzanas de reserva de pino en Estelí

La velocidad con que se propagó el fuego se debió a las condiciones de la zona, ya que el fuego encontró vegetación seca y vientos suficientemente fuertes, según los bomberos.

El incendio fue controlado el mismo martes con la participación de diversas brigadas de la Dirección General de Bomberos, el Quinto Comando Militar Regional, el Instituto Nacional Forestal (Inafor), el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena) y la Alcaldía de Juigalpa, de acuerdo con la información oficial.

Los incendios, especialmente los que ocurren en el campo, son comunes en la época seca del año, que va de diciembre a mediado de mayo.

De interés: Incendio forestal afecta más de 20 manzanas en reserva natural de Rivas

En marzo de 2018 unas 900 hectáreas de bosques de pino fueron calcinadas en la zona norte de Nicaragua, y al mes siguiente un incendio quemó 5.945 hectáreas de bosque virgen en la reserva Indio Maíz, lo que desató protestas estudiantiles que precedieron al estallido social contra el presidente Daniel Ortega.

Un total de 1,400 personas fueron capacitadas en Nicaragua para prevenir incendios forestales esta temporada seca, especialmente en bosques ubicados dentro de áreas protegidas.

El estatal Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) ha divulgado una serie de medidas que buscan prevenir los incendios forestales y agropecuarios en Nicaragua.

Además: Incendio en manglares de Kukra Hill está controlado, según Sinapred

El Sinapred ha recomendado evitar tirar colillas de cigarro encendidas en los bosques, campos y potreros, y en caso de hacerlo, asegurarse de pisarlo bien con el zapato o echándole tierra.

Las autoridades también han insistido a los cazadores en que no utilicen el fuego como técnica de cacería. Nicaragua pierde cada año 70,000 hectáreas de cobertura forestal, según los datos oficiales.