• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Un hombre ingresó a la vivienda de un campesino de Rivas e intentó decapitarlo mientras dormía, pero afortunadamente no cumplió su objetivo debido a que uno de los machetazos que le propinó impactó en la cabeza de la víctima.

Según Carlos José Vanegas Leal, de 40 años, él se encontraba durmiendo en su vivienda en compañía de su pareja Jacqueline Guzmán, de 21 años, cuando el agresor ingresó a la vivienda solo machetearle el cuello.

El hecho ocurrió la noche del pasado seis de febrero en una pequeña vivienda localizada en la comunidad “Loma de la Burra”, del municipio de Rivas.

“Esa noche mi cónyuge y yo nos acostamos temprano, sin asegurar la puerta, por eso ni escuchamos cuando el sospechoso conocido como Pedro, entró a eso de las 10:30 de la noche hasta el cuarto y al detectar que yo estaba acostado al fondo de la cama, me propinó los machetazos con toda la intensión de decapitarme”, detalló la víctima.

El brutal ataque dejó a Carlos Vanegas con una herida profunda en la parte baja de la cabeza y otra en el cuello, razón por la cual lo trasladaron hasta el Hospital Escuela Antonio Lenín Fonseca de Managua.

De acuerdo con el testimonio de Carlos Vanegas, los médicos que lo atendieron le manifestaron que fue de gran ayuda el hecho de uno de los machetazos impactara en la cabeza y no en el cuello.

“El otro filazo (machetazo) lo recibí en la parte superior de la cabeza y la herida fue un poco más grande y hasta me tuvieron que operar, pero afortunadamente durante el ataque mi compañera resultó ilesa”, explicó Vanegas.

El hecho ocurrió la noche del pasado seis de febrero en una pequeña vivienda localizada en la comunidad “Loma de la Burra”, del municipio de Rivas.

El sobreviviente, quien ahora se encuentra recuperándose de las heridas en la casa de sus padres, aseguró que Dios le hizo un milagro, sin embargo espera la Policía Nacional de Rivas capture al principal sospechoso, quien según él es un joven originario del norte del país que llegó a la comunidad hace tres años, para trabajar en una finca.

“No teníamos amistad, solo nos conocíamos de cara, pero nunca tuvimos problemas, por eso mi familia y yo desconocemos porque intentó matarme”, relató la víctima.

Según la víctima, en la comunidad se rumora que las razones del ataque es porque él le había negado sacar agua de un pozo a un tío del agresor, sin embargo Vanegas desmiente esta versión.