•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un total de 92,000 dólares y 406.7 gramos de marihuana fueron decomisados al norte de Nicaragua, en la frontera con Honduras, informaron este jueves las Fuerzas Armada nicaragüenses.

El dinero y la droga fueron incautados a dos hombres de nacionalidad hondureña ayer miércoles, en un punto ciego de la frontera que divide a Nicaragua con Honduras, indicó la institución castrense, a través de medios del Gobierno.

El punto ciego es conocido como Casa Quemada, en el municipio de Jalapa, departamento (provincia) de Nueva Segovia, según la información oficial. Los hondureños fueron identificados por las autoridades nicaragüenses como Kevin Joel Colindres Hernández, de 24 años, y Nelson Esaú Ferrufino Mondragón, de 27.

Además de los dólares estadounidenses, el Comando Militar Regional del Ejército de Nicaragua decomisó 1.524 lempiras (62.4 dólares), y 860 córdobas (26.37 dólares), y una motocicleta.

Tanto la droga, como el dinero y la motocicleta, fueron entregados a las autoridades competentes, para que los hondureños sean llevados a juicio.

La operación se dio como parte de la estrategia del "Muro de Contención", que tiene como objetivo evitar la circulación de la droga en los núcleos poblacionales, para la cual mantienen "estrechos lazos de cooperación" con los países de la región, Estados Unidos, México y Rusia, según el Ejército nicaragüense.

El pasado viernes 1 de marzo 36.8 kilos de cocaína fueron decomisados en el puesto fronterizo El Guasaule, extremo oeste de la línea divisoria entre Nicaragua y Honduras.

El 23 de febrero pasado el Ejército de Nicaragua decomisó 221 paquetes de cocaína, que fueron encontrados abandonados en una finca cercana al Gran Lago de Nicaragua o Cocibolca.

Otros 9.6 kilos de cocaína fueron incautados por la Fuerza Naval en las costas del Pacífico sur de Nicaragua el 20 de enero pasado, que según las autoridades fueron abandonados por hombres que pretendían trasladarla por vía marítima, al verse descubiertos por un contingente militar.

Nicaragua se encuentra geográficamente ubicada en un corredor de alto tráfico de la droga que se produce en Suramérica y que luego es traslada a Norteamérica, donde operan, principalmente, los carteles mexicanos y residen los principales consumidores.