•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Wilber Martín Vanegas Brown, el hombre que el pasado del 29 de enero asesinó a su propio padre en la zona fronteriza de Peñas Blancas, tenía un año de haber sido beneficiado con la medida cautelar de libertad condicional cuando cometió el crimen.

Lo anterior fue corroborado por el Nuevo Diario, al tener acceso al expediente judicial número 002109ORR22017, del juzgado de Distrito Penal de Audiencias de Rivas.

Vanegas Brown fue detenido a inicios de noviembre del año 2017 por oficiales de la Policía Nacional de Rivas, en el sector de la Guacimada, de Peñas Blancas, con 23 gramos de cocaína y 22 gramos de marihuana, delito por el cual fue acusado por tráfico de estupefacientes.

Tras admitir los hechos ante el juez del Distrito Penal de Audiencias, Sandro Pereira, el judicial emitió el 8 de enero del 2018 una sentencia condenatoria de 5 años de prisión y 300 días multa, en contra de Vanegas.

Según el expediente judicial, Vanegas saldría de prisión hasta el 20 de noviembre del 2022, pero tras permanecer un año y dos meses en la cárcel, fue favorecido con un cambio de medida cautelar que le otorgó el beneficio de libertad condicional, permitiéndole ir a la casa de su padre a terminar de cumplir su condena de 5 años de cárcel por tráfico de drogas.

Esta nueva medida cautelar fue emitida por la jueza de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria, Margarita Vanegas Arteaga, el 20 de noviembre del 2018 y en el acta ordena al reo pagar 16,914 córdobas en concepto de los 300 días de multa.

Lo mató porque no le dio de comer

Tan solo dos meses y nueve días después de haber sido excarcelado, Vanegas, asesinó a su papá Santos Aureliano Vanegas, en la propia casa donde debía cumplir con la medida de arresto domiciliar.

Como se recordará, el parricidio ocurrió la tarde del 29 de enero, cuando Vanegas llegó  a pedirle comida a su papá y como este le respondió que no habían llegado a cocinar, se molestó y lo golpeó en la cabeza con un trozo de madera hasta dejarlo sin vida.

Vanegas admitió los hechos durante la audiencia inicial celebrada el 11 de febrero en Rivas, y para el próximo 11 de marzo se fijó el inicio del juicio oral y público, donde se conocerá la sentencia de culpabilidad o inocencia para el parricida confeso.