•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Policía Nacional informó este domingo de la muerte del inspector Roberto José Padilla Ardón, de 43 años, por impacto de bala que le propinó el presunto delincuente Elmer Casco Centeno, en el municipio de El Cuá, departamento de Jinotega.

Con la muerte de este oficial, ya son diez los policías asesinados en acciones armadas en los últimos ocho meses, nueve de ellas ocurridas en el departamento de Río San Juan.

En los diez casos de agentes asesinados, la institución policial ha responsabilizado por las muertes a bandas del crimen organizado, a delincuentes comunes y hasta manifestantes durante protestas antigubernamentales.

El último caso reportado por la institución policial había sido el asesinato del oficial Jorge Isaac Centeno Cruz, de 25 años de edad, quien según las autoridades policiales también fue asesinado a disparos por un delincuente el pasado 8 de febrero, en la comarca Los Chiles, de San Carlos, departamento de Río San Juan.

Según el comunicado policial, este caso más reciente ocurrido en Jinotega, sucedió a las 2:15 pm de este sábado, en la comarca El Galope, 10 kilómetros al norte de El Cuá, cuando el agente atendía un llamado de auxilio de la ciudadana Flor de María Rivera Centeno, quien estaba siendo agredida físicamente por su cónyuge.

"Al hacerse presente la patrulla policial a la casa de la víctima, el sujeto Casco Centeno realizó disparos con arma de fuego (pistola) impactando al compañero inspector, quien falleció cuando era trasladado al puesto de salud", señala el parte policial.

Las autoridades no especificaron cuántos disparos recibió el agente ni en qué parte de su cuerpo fue impactado.

El comunicado agrega que "las fuerzas policiales se encuentran en persecución del delincuente Casco Centeno para su captura y remisión a las autoridades competentes".

La institución policial expresó en la misiva sus "sinceras condolencias y solidaridad" a la familia del agente que perdió la vida en el "cumplimiento de su deber".