•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Más de 64 mil dólares que estaban ocultos en el techo de una casa, en el tanque de un inodoro y dentro de una mochila, fueron incautados por la Policía a tres hombres que la madrugada del pasado 7 de marzo fueron atacados a balazos por una agrupación de tumbadores en la comunidad San Antonio, cerca de la playa El Gigante, departamento de Rivas.

En el mundo del narcotráfico se conoce como “tumbadores “ a quienes se dedican al robo de cargamento de droga o dinero narco.

Así lo revela la acusación que por lavado de dinero presentó este miércoles la Fiscalía en el Juzgado Sexto Distrito Penal de Audiencia de la capital, contra Ángel Rodríguez Lazo, Helder Calero Palma y Franklin Sánchez Narváez.

A Helder Calero, capturado el viernes 8 de marzo, la Policía le ocupó U$$7,420 que ocultaba en el cielo raso techo una casa del barrio San Antonio, en Managua; mientras a Franklin Sánchez ese mismo día los agentes antinarcóticos le incautaron U$$ 29,000 que ocultaba en el tanque de un inodoro en una casa que rentaba en Rivas.

La tercera ocupación de dinero ocurrió el 9 de marzo, en la rotonda Rubén Darío, en Managua, cuando al bajar de un taxi la Policía arrestó a Ángel Rodríguez Lazo, quien llevaba consigo una mochila donde cargaba con U$$28,180.

En el caso de Helder Calero, al momento de ser registrado, la Policía le encontró en las bolsas de los pantalones U$$ 2,840, refiere el extenso escrito acusatorio.

Los hechos

Los tres detenidos junto con Humberto Noguera González, para quien el juez Henry Morales emitió este miércoles orden de captura, son parte de una agrupación narco que desde inicios del 2019 se venía dedicando al trasiego de droga de Costa Rica a Guatemala y dinero narco en sentido contrario.

En la acusación se explica que los cuatro acusados de los cuales, tres están en prisión, hacían su labor ilícita bajo las órdenes de un sujeto apodado “Colocho” y tenían como funciones trasportar, resguardar y ocultar los cargamentos de droga y dinero oculto.

La agrupación de presuntos narcotraficantes fue desarticulada el pasado fin de semana después de que la Policía encontró abandonados los dos vehículos en que se trasportaban los cuatro acusados.

En la audiencia preliminar, los abogados defensores, alegaron que los tres enjuiciados estaban en detención ilegal, porque fueron arrestados el fin de semana y que ayer al ser presentados ante el juez ya estaba vencido el plazo de las 48 horas que tiene la Fiscalía para acusarlos después de ser apresados.

No, obstante, por los hechos antes narrados, el juez Henry Morales le dictó la prisión preventiva a Ángel Rodríguez Lazo, Helder Calero Palma y Franklin Sánchez Narváez, y les programó la audiencia inicial para el próximo 4 de abril.

Foto—Acusados de lavar dinero

ERNESTOGARCÍA/END