•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un hombre identificado como Emiliano Antonio López Juárez, de 42 años, falleció trágicamente al caer del muro de una represa de más de 3 metros de altura en la comunidad Veracruz, del municipio de Rivas.

El suceso ocurrió el pasado domingo cuando López Juárez se dirigía hacia la finca “El Camarón”, donde tenía más de 20 años de trabajar.

 Lea: Manifestante huye durante operativo policial de allanamiento en su casa de Tola, Rivas

Al caer del muro, Emiliano Antonio cayó dentro de una poza de aproximadamente un metro de profundidad y permaneció ahí durante 33 horas, hasta que fue encontrado este lunes a las 5:30 de la tarde.

“Mi hijo salió de la casa a las 7:00 am, del domingo con dirección a la finca “El Camarón”, y como se fue por monte le tocó cruzar por la represa y al resbalarse cayó a la poza”, relató Katalino López, padre del ahora occiso.

 De interés: Policía de Rivas investiga abandono de vehículos con impactos de bala y chocados

Según el papá del fallecido, su hijo se dirigía a la finca a cumplir con su jornada laboral y que lo trágico de su caída,  fue haberse golpeado la cabeza con una pared de piedras que está en la parte inferior  de la represa.

“La médico forense dijo que el golpe que recibió en la cabeza le ocasionó un trauma craneoencefálico, y lo dejo inconsciente, esto no le permitió reincorporarse al momento de caer dentro de la poza y murió de manera instantánea”, comentó don Katalino.

 Además: Intentan decapitar a campesino de Rivas mientras dormía

José Rodrigo Gutiérrez, cuidador de la finca “El Camarón”, explicó que la antigua represa en la que se escenificó el accidente, se encuentra aproximadamente a 60 metros de la casa finca “El Camarón” y  que López Juárez, posiblemente perdió el equilibrio cuando trató  de cruzar por el espacio de la compuerta.

Los familiares y amigos de López Juárez, al ver que desapareció desde la mañana del domingo procedieron a buscarlo desde las 6:00 am de este lunes y fue hasta las 5:30 pm del mismo día que lo encontraron.

Según información brindada por don Katalino López, su hijo dejó en la orfandad a tres menores de edad.