•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

No todas las víctimas  son medidas  con el mismo rasero por la Fiscalía a como lo demuestran dos recientes casos de homicidio imprudente (muertes causadas en accidentes de tránsito). 

En uno de los casos  el Ministerio Público actuó de manera diligente logrando que el acusado se declarara culpable en la primera audiencia de juicio y en el segundo caso dejó en indefensión a la víctima.

Las dos historias que demuestran que  el Ministerio  Público  no siempre “está con  la victimas por la justicia”  a como dice su lema, quedó evidenciado esta semana en dos procesos judiciales que por homicidio imprudente se tramitaron en  los juzgados Tercero Distrito Penal de Juicio de la capital y Sexto Local Penal, de la misma circunspección.

Normam Guadamuz Porras, quien mató a un peatón, con un vehículo, fue excarcelado porque la Fiscalía abandonó el caso. Archivo/END

En el primer caso, el 8 de marzo del año en curso con la audiencia preliminar en el Juzgado Sexto Local Penal cuando la Fiscalía acusó por homicidio imprudente al camionero Norman Guadamuz Porras, de 52 años en perjuicio de Manuel Pavón Carcache, a quien el 5 del mismo mes atropelló de manera mortal en una vía céntrica de la capital.

Al concluir la audiencia preliminar, la jueza Local Penal de Managua, Ivette Pineda dictó la prisión preventiva para el acusado y programó audiencia para el 14 de marzo, pero ese día el fiscal asignado a esa judicatura se excusó informando a la autoridad  judicial que su superiores le asignaron otros casos en  otros juzgados.

No lleva expediente

Ante esa situación la judicial reprogramó la audiencia inicial para el día siguiente (viernes 15 de marzo), a la cual el fiscal auxiliar Roberto Talavera se presentó diciendo que no tenía consigo el escrito de intercambio de información y prueba, es decir que no tenía  la oferta probatoria para que la causa pasara a la etapa de juicio.

Ante esa  inusual situación la jueza Ivette Pineda reprogramó para el 19 de marzo;  no sin antes dejar consignando en acta que los atrasos en el proceso y el eventual estado de indefensión en que quedarían los familiares de la víctima, es  responsabilidad del órgano acusador.

Normam Guadamuz Porras, quien mató a un peatón, con un vehículo, fue excarcelado porque la Fiscalía abandonó el caso. Archivo/END

Y cuando finalmente llegó el 19 de marzo, pues ese día la representación de la Fiscalía no solo incumplió con su deber de llevar el intercambio de información y prueba; sino que abandonó la sala  y para cuando la judicial ordenó la puesta en libertad de Norman Guadamuz  para no violarle sus derechos constitucionales,  ya la representación de la Fiscalía no estaba.

Otra cara de la moneda

A diferencia del caso antes narrado, en el Juzgado Tercero Distrito Penal de Juicio, la Fiscalía sí hizo honor a su lema “con la víctima por la justicia”, logrando que en la primera audiencia de juicio, Néstor Galeano Moreno se declarara culpable del delito de homicidio imprudente  en perjuicio del motociclista, Cristhian Cerda Gago.

En este caso, la Fiscalía se aseguró que el proceso siguiera su curso normal, llevando consigo al juicio la prueba para demostrar la culpabilidad del taxista Néstor Galeano Morales, de 25 años,  quien en estado de ebriedad y  participando en una carrera ilegal de automóviles, la madrugada del 2 diciembre del 2018 arrolló de manera mortal al motociclista, Cristhian Cerda Guido.

Fue tan efectivo el actuar de la Fiscalía  que Galeano Morales, en la primera audiencia de juicio aceptó su culpa ante el juez Wilfredo Ramírez  y pidió para el inculpado seis años de prisión.