•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un niño de 18 meses, que se encontraba en compañía de su abuela y su hermano gemelo, se ahogó a las 4: 00 pm de este jueves, cerca de la Frontera de Peñas Blancas, tras caer accidentalmente en una quebrada que mantiene un pequeño caudal de agua.

El lamentable suceso que ha conmocionado a los rivenses, se registró en el municipio de Cárdenas del departamento de Rivas, en un sector de la frontera sur, que se le conoce como “La Pita”, según confirmó Ignacio Urbina Rodríguez, padrino de los gemelos.

Según Urbina, el gemelo que pereció ahogado es el que fue bautizado en diciembre del 2018 con el nombre de Neitan Dalexandro Laguna Bermúdez, y aseguró que el niño salió por el patio trasero de la casa, sin que nadie se percatara y se dirigió a la orilla de la quebrada que se localiza a 50 metros de la vivienda.

“En el descuido se fue a la orilla de la quebrada y al resbalarse cayó al agua y se ahogó y cuando se percataron que Neitan no estaba en la casa,  empezaron a buscarlo, pero  lamentablemente fue  encontrado sin vida".

El niño era hijo de la joven Anielka Bermúdez de 22 años y Jorge Laguna, quienes trabajan por cuenta propia en la frontera de Peñas Blancas y  según Urbina, el niño recién acababa de salir de la casa en un triciclo.

“El papá del niño acababa de salir de la casa con Anielka, con la misión de ir a dejarla en un triciclo al negocio de comidas que  ella tiene en la frontera  y cuando mi compadre regresó, a los 10 o 15 minutos, notó que Neitan no estaba y procedió  a buscarlo por el patio trasero, y al detectar sus huellas siguió sus pasos hasta la orilla de la quebrada”, explicó el padrino de los gemelos.

Al llegar hasta  la orilla de la quebrada, Laguna observó los rastros por donde se resbaló Neitan, hasta caer al agua y al verlo procedió a rescatar su cuerpo, pero ya no presentaba signos vitales.