•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El pecado de Jairo Antonio Lacayo Flores no es tan grande como su mala suerte. En 2009 intentó robar una cadena de oro, sin éxito. El problema es que su víctima era el Procurador General de la República, Hernán Estrada.

Según su familia, se entregó a las autoridades por el robo frustrado y recibió 4 años y 10 meses de cárcel, pero sin razonamientos legales esta condena las extendieron a 9 años. Jairo Antonio Lacayo Flores tiene ahora 48 años.

Según Lizet Lacayo, hermana del detenido, su hermano ya cumplió su condena y tiene 4 años detenido sin que el penal acate la orden de libertad.

"Se suponía que iba a salir en 2014 y hoy continúa preso. Hemos pedido la carta de conducta y recibió una buena recomendación”, dice la denunciante.

La doctora Carla Sequeira, directora del área de asesoría legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), señaló que esto se considera secuestro, por ser una detención sin fundamento.

"Hemos agotado la vía interna y señalando las violaciones a los derechos humanos de Lacayo. Vamos a recurrir al Sistema Interamericano de Derechos Humanos", dijo Sequeira.

La abogada señaló que esta no es la primera vez que el Sistema Penitenciario Nacional no acata los recursos de exhibición personal y mantiene en prisión a personas después de uno y hasta tres años de haberse cumplido las condenas.

"El sistema judicial es inoperante por no hacer cumplir sus resoluciones que constitucionalmente son de ineludible cumplimiento, sin embargo, se observa que el Ministerio de Gobernación manda más que el Poder Judicial", dijo la doctora Sequeira.

Este jueves se dio a conocer el caso de Tirso de Jesús Guillén, quien se encontraba detenido en la Dirección de Auxilio Judicial (DJA), y fue trasladado a Matagalpa.

Su hija, Carolina Massiel Guillén, ante la Comisión Permanente de Derechos humanos (CPDH) afirmó que a su papá lo detuvo la Policía de Matagalpa el pasado siete de marzo, cuando visitaba a unos familiares y es acusado de liderar un tranque en el municipio de Rancho Grande, Matagalpa. 

La CPDH había solicitado un recurso de exhibición personal a favor del manifestante pero este fue trasladado a Matagalpa.