• Siuna, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El inspector Anastasio Cárdenas Ochoa, de 45 años, fue asesinado de un disparo esta madrugada cuando participaba en un operativo de captura de un delincuente en la comunidad Soledad, ubicada a unos 60 kilómetros al sureste del área urbana del municipio de Prinzapolka, en la Región Autónoma del Caribe Norte.

La delegación policial de Prinzapolka integró este martes a las 4 de la tarde un grupo operativo a cargo del subcomisionado Juan Zúniga, jefe policial en la zona, con el fin de lograr la captura del delincuente Antonio Sevilla Fernández, de 37 años, quien estaba circulado por perpetrar un doble asesinato el 8 de septiembre de 2017 en la comunidad de Tungla.

Lea: Hombre que asesinó a pareja en Mulukukú se ensañó con la mujer

El inspector Cárdenas Ochoa, jefe del sector de la zona donde se realizaría el operativo, fue incluido en el grupo conformado para tratar de arrestar a Sevilla.

Este miércoles, aproximadamente a las 5:00 a.m., mientras se desarrollaba el operativo, cuando agentes de la Policía localizaron al delincuente, quien al verse acorralado salió de la casa donde se encontraba con un niño en brazos y un arma en su mano derecha, por lo que el inspector Cárdenas de forma precavida no realizó disparos, mientras el delincuente accionó su arma ocasionándole la muerte e intentando huir del lugar.

De interés: Versión de Policía de Nicaragua sobre tiroteo es desmentida por ciudadanos

Sevilla Fernández fue neutralizado por el resto de oficiales, quienes lograron su captura y lo trasladaron a Prinzapolka, donde fue ingresado al centro asistencial de la localidad ya que resultó herido.

Al delincuente se le ocuparon tres sacos de marihuana y cuatro armas de fuego, (3 fusiles calibre 22 y 1 revolver), además de un arma blanca.

Además: Policía Nacional niega información de manifestante capturado en los juzgados

Cárdenas Ochoa era originario del municipio de Siuna y estaba asignado a la delegación policial de Prinzapolka, donde fungía como jefe de sector. El inspector Anastasio Cárdenas Ochoa tenía 18 años de servicio activo en la institución policial.

Recuento sangriento

Con la muerte del oficial Cárdenas Ochoa, ya son once los policías asesinados en acciones armadas en los últimos nueve meses, nueve de ellas ocurridas en el departamento de Río San Juan, una en el municipio de El Cua, departamento de Jinotega y este más reciente ocurrido en Prinzapolka, Caribe norte.

En los once casos de agentes asesinados, la institución policial ha responsabilizado por las muertes a bandas del crimen organizado, a delincuentes comunes y hasta manifestantes durante protestas antigubernamentales.