• Rivas, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El juez del juzgado de Distrito Penal de Audiencias de Rivas, Sandro Francisco Pereira, declaró en rebeldía y giró orden de captura en contra de un rivense, que es acusado de incumplir desde marzo del 2015, con una pensión de alimentos que se estableció a favor de su propia madre.

La pensión alimenticia que reclama la señora a su hijo, fue asignada en la sentencia número 21 que dictó el 12 de febrero del 2015, la Sala Civil del Tribunal de Apelaciones de la Circunscripción Sur.

En dicho documento se especifica que el monto de la cuota mensual de la pensión para la señora corresponde a C$4,000.

En la sentencia también se especifica que el hijo le tenía que depositar los C$4,000 mensuales a su mamá, a partir de febrero del 2015, en las oficinas del Ministerio de la Familia, pero desde que se dictó el fallo judicial, el acusado solo ha realizado un depósito y esto originó que su progenitora iniciara un proceso en su contra a partir de octubre del 2018.

De acuerdo con el libelo acusatorio, el procesado debe hasta noviembre del año pasado 45 cuotas que suman C$ 180,000, y “lo que ha expresado es que no va a pagar la pensión alimenticia porque no tiene dinero”, explicó el abogado de la progenitora.

La demanda de incumplimiento alimenticio actualmente se encuentra en proceso de apertura de juicio, ante el juez de Distrito Penal de Audiencias de Rivas y Especializado en Violencia, Sandro Francisco Pereira, quien el 2 de abril declaró en rebeldía al acusado y giró orden de captura en su contra.

Ese día, el acusado no compareció a una audiencia y a petición de la defensa el juez decidió declararlo en rebeldía y ordenó girar orden de captura “y que sea puesto a la orden de esta autoridad”, dice textualmente el expediente judicial.

Entre las pruebas que la progenitora ha incluido a su favor se encuentra un epicrisis del Ministerio de Salud que detalla que padece de problemas de hipertensión y cardiopatía y una constancia del Ministerio de la Familia, que confirma que hasta noviembre del 2018, su hijo no ha depositado 45 cuotas.

A la vez aportó la sentencia número 21, que le asigna la pensión alimenticia de C$4,000 a su favor y la cual según el documento se impuso en calidad de hijo y administrador de los bienes, derechos y acciones que dejó su papá.