•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un hombre que hace nueve años en una unidad de la ruta 6 despojó de 19 córdobas a  otro pasajero, fue sentado en el banquillo de los acusados en el Juzgado Décimo Tercero Penal de Juicio de Managua.  

El proceso judicial por el robo de 19 córdobas que actualmente equivale a unos 58 centavos de dólar y cada audiencia de juicio tiene un valor aproximado C$ 5,000  para el Poder Judicial (poco más de 148 dólares), según  estimaciones hechas por la CSJ.

El juicio donde la Fiscalía acusa a Enrique Mendieta García estuvo paralizado desde el 24 de junio del 2009;  cuando el acusado, Enrique Mendieta, alias “el  Mechudo” no se presentó al inicio del juicio en el Juzgado Octavo Distrito Penal de Juicio de Managua (clausurado hace varios años).

Juzgados de Managua / Archivo En esa ocasión, el juez Tomás Eduardo Cortez lo declaró rebelde y ordenó su captura, pero fue hasta hace un mes que las autoridades del Sistema Penitenciario Nacional, SPN lo pusieron a la orden del Juzgado Décimo Tercero de Juicio de Managua.

Antes el 4 de julio del 2009,   el entonces  juez penal  Tomás Eduardo Cortez (ahora juez de Familia), le permitió a Enrique Mendieta poder enfrentar el juicio en libertad  al cambiarle la medida cautelar de prisión preventiva por la presentación periódica una vez por semana a la Oficina de Control de Procesados.

Los hechos  

El 22 de abril de 2009,  Enrique Mendieta con cuchillo en mano despojó de 19 córdobas a Jonathan  Gómez Escobar, quien viajaba como pasajero en el bus de la ruta 6, según la acusación fiscal.

El robo aconteció cuando el bus pasaba por el antiguo cine González a eso de las 6 y 30 minutos de la tarde  y la captura de Enrique Mendieta se produjo unos 15 minutos después cuando la víctima al bajar de la Unidad de transporte colectivo pidió el auxilio a dos policías que estaban cerca del colegio “Gaspar García” en  el Distrito Dos de Managua.

Trasporte público de Managua / Imagen referencial Archivo

El reo (Enrique Mendieta), quien enfrenta cargos por robo agravado,  refirió a la defensora pública, Regina Thompson  Morales, quien ejercer su defensa  que durante los últimos seis años estuvo preso en el penal de Tipitapa purgando una condena  por  otro delito del cual no brindó detalles.

En el primer día del juicio declararon como testigos una capitana que  participó de la captura de Enrique Mendieta  y un inspector que realizó los actos de investigación hace nueve años.

Los dos agentes policiales con sus testimonios incriminaron al reo, pero en el expediente  judicial hay un escrito de desistimiento, donde la víctima (Jonathan  Gómez) expresa que no está interesado en llegar al juicio.

La fiscal auxiliar, Kruchesca Durán pidió la suspensión del juicio por falta de  testigos; razón por la cual la jueza Fátima Rosales programó la continuación del juicio para el próximo 2 de mayo.

A pesar que ya existe un escrito donde la víctima  desiste, el proceso el juicio  sigue su curso, porque la Fiscalía es quien tiene la titularidad de la acción penal en los delitos de orden  público.