•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El pasado viernes 12 de abril en los tribunales de Managua inició el juicio para un hombre acusado de robarse 100 córdobas y este martes fue llevado ante un juez de audiencia otro acusado por el robo de seis langostas, valoradas en 100 córdobas. 

Por el inusual robo de las langostas de tamaño mediano que aconteció en una calle del municipio de San Rafael del Sur, este lunes quedó en prisión preventiva hasta el próximo  3 de mayo Pablo Cruz Sandoval, de 31 años.

En la acusación presentada ante el Juzgado Sexto Distrito Penal de Audiencia de Managua, se  explica que Pablo Cruz, para lograr su propósito le salió al paso a Margarita Calero Sánchez, de 31 años quien vendía las seis langostas en 100 córdobas.

Una vez que el acusado tuvo en sus manos los  crustáceos se sacó de una de las bolsas de su pantalón un billete de C$ 500 córdobas diciéndole a la víctima que sino no tenía vuelto  él iría a cambiar el billete a una pulpería cercana.

Acto seguido la comerciante ambulante le respondió que tenía el dinero para darle el vuelo  y se sacó de su delantal C$ 400 y fue ese momento que el acusado aprovechó para arrebatarle los cuatro billetes de 100  córdobas y salir corriendo con el dinero y las seis langostas, refiere  la acusación fiscal.

Entre los medios de prueba con los cuales la  Fiscalía respalda la acusación por robo con contra  Pablo  Cruz  Sandoval, está el acta de detención del acusado que tiene fecha de 9 de abril a las cuatro y 30 minutos de la tarde  

Los  testimonios de la víctima (Margarita Calero) y de José Manuel Ruz Gómez, de 74 años. También  figuran entre las pruebas con las que cuenta el Ministerio Público para demostrar la culpabilidad del imputado.

El juez Henry Morales Olivares al imponer la prisión preventiva, explicó que las ley 745 en su artículo 44  establece que la única medida cautelar a imponer en los delitos por robo con violencia es la prisión preventiva.

El abogado defensor, Julio César Palma pidió al juez Henry Morales que otorgara a su representado una medida distinta a la prisión preventiva, alegando que lo cubre el principio de presunción de inocencia.