•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El costarricense Yader Hernández, conyugue de Johana Flores Abaunza, de 48 años, quien fue asesinada y enterrada en el patio de su casa, en el barrio Ermita de Dolores, de la ciudad de León, es señalado por familiares de la víctima como el principal sospechoso del crimen.

Los familiares de Flores Abaunza lo consideran el principal sospechoso porque el costarricense huyó con rumbo desconocido, horas antes de que miembros de la especialidad de criminalística de la Policía Nacional se presentaran al lugar del hallazgo.

 Lea: Crímenes atroces entre parientes

La víctima tenía 5 días de desaparecida y fue encontrada por familiares que notaron sospechoso que debajo de unas cajillas de bebidas gaseosas se encontraba un trozo de lámina de barril metálico. Hernández huyó de la casa este martes a las 8 de la mañana al conocer que la Policía llegaría a investigar.

La víctima tenía 5 días de desaparecida y fue encontrada por familiares. Foto: Cortesía/END

Oliver Rodolfo Flores, sobrino materno de la víctima, narró que a las 6 de la tarde de este martes, luego de quitar la lámina y las cajillas de gaseosas observaron que la tierra estaba húmeda y suave, escarbaron un poco y encontraron el cadáver en completo estado de descomposición.

Luego, ante la presencia y por orientación de la misma Policía, los familiares de la víctima tuvieron que terminar de desenterrar el cadáver con las manos.

“Escarbamos con las manos, pero al tratar de sacarla del hoyo, solicitamos ayuda a la policía que se encontraba en el lugar solo como observadora, a pesar de que contaban con guantes, mascarillas y ropa especial de protección, se opusieron en ayudarnos, pero fue con la ayuda de dos bomberos que logramos sacar el cuerpo”, dijo Flores.

 De interés: Pastor evangélico viola e intenta matar a su esposa y abusa sexualmente de su hija en Managua

Flores describió que su tía fue enterrada en un pequeño espacio en el interior de la casa, fue encontraba en posición fetal y presentaba signos de degollamiento.

El sobrino de la víctima recordó que el jueves 11 de abril al mediodía, fue la última vez que vio a su tía Johana, sentada a orillas de la puerta de su casa, quien administraba una pequeña pulpería. La víctima se conoció hace 4 años con Hernández y convivio con él en Costa Rica, pero tenía como año y medio de haber retornado a Nicaragua.

Yader Hernández, originario de Costa Rica. Foto: Cortesía/END

“El hombre (Yader Hernández), parecía dundo, nunca pensamos que iba hacer algo así, nunca observamos que ellos discutían ni nada que nos hiciera sospechar que había maltrato, aunque una familiar que se encuentra en Costa Rica expresó vía celular a los demás familiares, que Johana Flores, había señalado en una ocasión hace meses atrás, que el hombre la quería matar”, expresó el sobrino.

La denuncia de su desaparición fue interpuesta el domingo ante la Policía, pero los uniformados se presentaron hasta este martes cuando los familiares de la víctima encontraron el cadáver.

 Además: Femicidios cobran la vida de 16 mujeres en primer trimestre

Otro de los familiares de la víctima detalló que, desde el primer momento sospecharon de Yader Hernández, porque al preguntarle sobre el paradero de Johana expresó que el jueves salió de la casa rumbo a Managua.

“Logró engañarnos a todos porque hasta anduvo con los demás miembros de la familia pegando papeletas de la desaparición de ella (Johana), hasta nos acompañó a la delegación policial a interponer la denuncia de la desaparición”, añadió el familiar que evitó brindar su identidad.

El cadáver fue trasladado al Instituto de Medicina Legal (IML), en Managua, mientras las autoridades policiales continúan con las investigaciones del caso.