•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El hallazgo del cadáver de un anciano, quien aparentemente fue violado antes de ser asesinado mantiene alarmados a los pobladores de Estelí.

El hecho ocurrió la noche de este domingo en la comunidad “La Sirena”, ubicada a doce kilómetros al norte de la ciudad de Estelí, a orilla de la carretera panamericana.

Según pobladores del sector, a la víctima le habrían pegado varios golpes en la cabeza con objetos contusos y a poca distancia, lo que podría haberle causado la muerte.  

Policía investiga crimen de anciano en  Estelí Según Frany Úbeda, quien habita en la comunidad “La Sirena”, su mamá regresaba de una actividad religiosa, cuando escuchó algo extraño en la vivienda donde ocurrió el crimen y se dirigió a observar lo que estaba pasando, pero cuando llegó al lugar el anciano ya estaba muerto. 

Según la versión de los pobladores de este sector, al menos seis hombres están involucrados en este crimen, quienes primero emborracharon al anciano para luego violarlo y asesinarlo.  

La Policía de Estelí detuvo a cuatro personas como sospechosas de la muerte del anciano.

De acuerdo con vecinos del lugar donde ocurrieron los hechos, el anciano era conocido como Nicolás y tenía unos 80 años, era originario del Caribe Norte de Nicaragua y hace algunos meses se había trasladado a la comunidad “La Sirena”, debido a que la dueña de la casa donde ocurrieron los suceso,  le habían pedido que se trasladara a ese lugar porque supuestamente eran parientes.

Luis Hernández, otro poblador del sector dijo que el anciano tenía poco tiempo de haber llegado a la comunidad y que los dueños de la vivienda le había ofrecido un lugar para que viviera dignamente y también lo cuidaban.

Algunos pobladores también comentaron que la víctima aparentemente había entablado una amistad con algunos de los sujetos que supuestamente antes de matarlo lo abusaron sexualmente.    

Según los vecinos entre los detenidos como sospechosos de este crimen se encuentra un hijo de la propietaria del inmueble, quien supuestamente es tomador habitual y quien habría llevado a la vivienda a los demás hombres que cometieron el asesinato.

Peritos y detectives de la Policía Nacional se trasladaron a la delegación departamental a los sospechosos para realizar las debidas  investigaciones y determinar la responsabilidad de cada de los acusados.