•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Autoridades de Costa Rica retuvieron a Yader Hernández, sospechoso del asesinato de Johana Flores Abaunza, quién fue enterrada en el patio de su casa el pasado 12 de abril en el barrio Ermita de Dolores en la ciudad de León.

Los familiares de Flores Abaunza, acudieron el lunes ante la Policía Nacional para notificar que Hernández, esposo de la víctima y principal sospechoso del crimen, fue ubicado y retenido este domingo en San José, Costa Rica por autoridades del vecino país.

La mujer había sido reportada como desaparecida e incluso su conyugue participó en labores de búsqueda.

Foto de Johana Flores Abaunza. Archivo/ENDDe un momento a otro, el hombre huyó el 18 de abril hacia Costa Rica, el mismo día en que fue encontrado el cadáver, que presentaba degollamiento y fracturas en los brazos.

Norma Bermúdez, cuñada de Flores Abaunza confirmó que Yader Hernández fue visto y denunciado por familiares de la víctima en el parque La Merced en Costa Rica e inmediatamente fue retenido por la policía del vecino país.

“La Policía de Costa Rica no se dilató ni media hora para llegar al lugar y retener a Hernández, pero aquí en León fuimos a la Policía Nacional a informar que habíamos encontrado el cadáver en el patio de la casa a las 5 de la tarde. Las autoridades se presentaron hasta 8 de la noche, todavía haciéndole la espera en ese momento al médico forense”, lamentó Bermúdez.

Bermúdez afirmó que Hernández fue retenido por otros delitos cometidos en el vecino país.

Este lunes los hijos de Johana, que tienen doble nacionalidad (nicaragüense y costarricense), acudieron al Consulado de Costa Rica en Nicaragua para interponer la denuncia del femicidio y solicitar respaldo. 

Yader Hernández, sospechoso de un femicidio realizado en León. Archivo/END

“El caso en Nicaragua no ha avanzado ni creo que vaya avanzar porque durante todo el tiempo que estuvo desaparecida mi cuñada (Johana), nosotros dimos información a la Policía, hicimos su trabajo, investigamos al hombre, dimos con el paradero de donde estaba enterrada, la desenterramos con nuestras propias manos, situación que nos tiene consternados porque nos sentimos discriminados”, expresó Bermúdez quien exigió justicia por la muerte de Johana.

La víctima conoció y convivió 4 años con Hernández en Costa Rica, pero desde hace un año y medio, se habían establecido en Nicaragua.