•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El juez Primero Local Penal de Managua, Jean Carlos Medina, sentenció este viernes a dos años de prisión al conductor de una unidad de  transporte colectivo que cubre la ruta  Diriamba- Managua, otorgándole un beneficio que le permite cumplir un momento de prueba donde queda en libertad condicional sin permiso a conducir ni a consumir bebidas alcohólicas.

La sentencia causó malestar a la Fiscalía y a los familiares del motociclista Alexander Martínez Flores, a quien Wilmer García atropelló de manera mortal el 10 de marzo del 2019 cerca de los semáforos de la Plaza Julio Martínez.

En su resolución, el juez Jean Carlos Medina impuso al sentenciado Wilmer García un período de prueba que comprende entre el 30 de abril del 2019 y el 30 del abril del 2021.

Durante ese tiempo, el sentenciado no podrá conducir ni tampoco asistir a lugares donde se consuman bebidas alcohólicas.

Durante ese mismo período, el condenado deberá  presentarse a firmar  hoja de control de procesado una vez al mes ante la Oficina de Control de Procesados, según lo resuelto por la autoridad judicial.

Razonamiento del juez

“En caso de ser incumplidas una de estas medidas cautelares  el beneficio de suspensión de ejecución será revocado y  se impondrá medidas cautelares más graves como la prisión preventiva”, advierte el juez en su sentencia.

Entre razones dadas por el juez Jean Carlos Medina  para otorgar el beneficio de  suspensión de ejecución de  la condena  están que la pena  por homicidio imprudente no excede de cinco años y  que el reo no tiene antecedentes penales. 

El fatal accidente ocurrió cuando el sentenciado manejando a exceso de velocidad, a 67.5 kilómetros por hora. Atropelló al adolescente  Alexander Martínez Flores, que conducía una motocicleta.

El lugar donde ocurrió la fatalidad vial la velocidad máxima permitida es 45 kilómetros por hora.

Aunque el fatal accidente ocurrió al anochecer del 10 de marzo del año en curso, Alexander Martínez murió tres días después en un hospital capitalino a consecuencia del trauma craneal severo que sufrió al ser embestido por el microbús que conducía el condenado.