•   JINOTEGA  |
  •  |
  •  |
  • END

La tarde de diversión se convirtió en tragedia para varios jóvenes que regresaban de participar de un juego de béisbol cuando uno de ellos, que se movilizaban a bordo de una camioneta, sufrió un golpe fatal en la cabeza al caer del vehículo en movimiento.

El mortal accidente sucedió el domingo 31 de mayo, a las cuatro y media de la tarde, en la comarca San Esteban, frente a la finca del señor Antonio Herrera, en el municipio de Jinotega, cuando la víctima, Pedro Alexander Solórzano Pineda, de 16 años, perdió el control al no sujetarse de la baranda de la tina del automotor y cayó al suelo.

En la camioneta Kia, blanca, de tina, placas M-064443, propiedad de George León Duriaux y conducida por Marvin José Aguilar, de 32 años, viajaban 13 personas, entre familiares y amigos, incluyendo la víctima.

Según la Policía, los ocupantes del vehículo regresaban del campo de béisbol de la finca Santa Elena y se dirigían hacia la comarca San Esteban, pero debido a la alegría por haber ganado el partido y clasificado para las finales, decidieron hacer un recorrido hasta el empalme Las Morenas.

De regreso, al pasar por una curva, la víctima cayó del vehículo y sufrió un trauma craneoencefálico o fractura lineal del occipital izquierdo, y otras lesiones, por lo que fue trasladado por el mismo conductor del vehículo hasta el Hospital “Victoria Mota”, de esta ciudad, pero falleció al llegar.