•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Dos hombres armados de revólver calibre 38, que la noche del 10 de abril despojaron de un teléfono celular a un niño con autismo, fueron enviados a juicio este lunes por el juez Séptimo Distrito Penal de Audiencia de Managua.  

Los acusados de robar el celular al menor cuando jugaba en presencia de su progenitora son: Juan Sandino Martínez y Enrique Bello García a quienes el juez Abelardo Alvir Ramos les ratificó la prisión preventiva.

En el escrito acusatorio la Fiscalía les atribuye a Juan Sandino y Enrique García el ilícito de robo agravado  en calidad de coautores y portación indebida de armas.

En la audiencia inicial la Fiscalía  ofreció como pruebas de cargo, los testimonios de la mamá del niño, vecinos y el de los oficiales de la Policía Nacional que los arrestaron a poca distancia donde ocurrió el robo. 

Los acusados se movilizaban en una motocicleta y pasaron primeramente por la casa de la víctima y una vez que lograron establecer su blanco retornaron al sitio donde estaba el niño. 

Según la acusación, como parte de la estrategia para la ejecución del robo, los acusados simularon ponerse a orinar a la orilla de un muro ubicado en el costado oeste de la casa donde estaba el niño con su mamá.

Acto seguido los acusados se dirigieron hacia donde estaba la victima  exigiendo a la mamá del niño la entrega inmediata del celular valorado en 1,000 dólares, sigue diciendo la acusación.

La fecha del juicio para los acusados de robar al niño con autismo será programado por el juez sentenciador. Archivo/END

Mientras Enrique García encañonaba con el revólver  calibre 38 a Rosa Hernández, mamá del niño, Juan Sandino se mantenía en actitud  vigilante para que nadie pudiera auxiliar al niño y su madre, refirieron los testigos.

Durante la audiencia inicial, la defensa de Enrique García en un intento por lograr que le cambiara la medida cautelar de la prisión preventiva por el arresto domiciliar una constancia emitida por una entidad bancaria asegurando que el acusado recibe 1,300 dólares mensuales en remesa.

Pero el juez Abelardo Alvir desechó el referido documento explicando que quien recibe la remesa es una hermana del acusado y no él.

La fecha del juicio para los acusados de robar al niño con autismo será programado por el juez sentenciador.