• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Un niño de siete años perdió su ojo izquierdo después de ser pateado por un caballo cuando se encontraba jugando en una finca ubicada en la zona conocida como “El Arrayán” en Estelí.

El niño andaba con un familiar visitando a unos parientes y en un descuido de los adultos se fue por cuenta propia a “arriar” a unos caballos que se encontraban en un potrero.

El animal pateó muy fuerte en órgano ocular del niño provocándole un dolor incontenible.

Otro menor que observaba el hecho dio parte de lo sucedido a los parientes, quienes lo trasladaron en un vehículo hasta el Hospital Escuela Regional San Juan de Dios de Estelí, donde estuvo durante varios días en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

Posteriormente el niño fue trasladado al Hospital Escuela Regional San Juan de Dios, de Estelí, donde también estuvo unos días en cuidados intensivos y debido a complicaciones en su salud los médicos especialistas lo remitieron a un centro asistencial de Managua.

La madre del niño, Isabel López, se encuentra sumamente preocupada por la situación que está atravesando actualmente su hijo ya que debido al percance ha tenido que dejar sus estudios primarios.

Hasta el momento López ha evitado entablar un recurso legal en contra del dueño del animal, porque primero está la salud del menor.

Según han explicado varios vecino, este no tiene responsabilidad directa del incidente, y según la madre si quiere ayudarle económicamente a la familia debe ser de forma voluntaria.

La familia solicitó a todas personas que deseen ayudarle para comprar los medicamentos del menor o poder reconstruirle su ojo que se comuniquen al 505 57145820 con el líder comunitario de la comunidad.