José María Centeno
  •  |
  •  |
  • END

NUEVA GUINEA

Máximo Adrián Barrios Villachica y Alexander Orozco Espinoza, de 38 y 19 años, habitantes de la Colonia Puerto Príncipe, unos 35 kilómetros al este de la cabecera municipal de Nueva Guinea, murieron abatidos a balazos después de compartir varias horas de licor.

El primero recibió cuatro impactos de bala calibre 38, uno en la mano derecha y tres en el tórax. El segundo recibió tres balazos supuestamente de fusil Ak, que le propinaron por la espalda, con orificio de salida en el tórax.

Víctimas y victimarios ingerían licor desde tempranas horas del jueves 28 de mayo, en la cantina de la señora Alba González, en Puerto Príncipe, pero cuando ya eran las seis de la tarde, Víctor Manuel Orozco Oporta, de 40 años, intentó marcharse a la finca junto a su hijo, Alexander.

Cuando padre e hijo estaban a punto de subir a una bestia, llegó Máximo Adrián Barrios a tocarles las caderas, broma que de inmediato provocó el enojo de Orozco.

La discusión subió de tono, a tal grado que Víctor Manuel sacó un arma calibre 38 y le propinó cuatro balazos a Máximo Adrián Barrios.

Tomás Orozco, padre de Víctor Manuel Orozco, detenido como sospechoso del homicidio y abuelo de Alexander Orozco, quien falleció en el mismo incidente, dijo que su nieto nada tenía que ver en el pleito.

“Su delito fue que al ver el arma de su padre, producto de las pedradas que lo tumbaron al suelo, Alexander quiso huir con el revólver calibre 38, pero de inmediato otros sujetos descargaron varios balazos que le impactaron por la espalda a mi nieto”, explicó don Tomás.

La Policía llegó hasta el lugar de los hechos y condujo hasta las celdas a dos sospechoso del doble homicidio, Orozco y Bismark Antonio González.

Involucran a militar

Según don Tomás Orozco, abuelo de uno de los muertos y amigo del otro, quien disparó a su nieto fue un miembro del Ejército.

Esta versión no ha sido confirmada y nos comunicamos con el mayor Benito Rostrán, jefe del Quinto Comando del Ejército en Nueva Guinea, y éste dijo que el día de los hechos, miembros del Ejército se movilizaban por este lugar, pero que si un miembro de la institución hubiera participado, no habían pruebas.

De todos modos, la Policía y el Ministerio Público están realizando las investigaciones correspondientes y en su momento darán a conocer los resultados y dirán quiénes son los responsables, enfatizó Rostrán.