• Jalapa, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Todo el peso de la ley dejó caer la jueza Aleyda Irías sobre dos de los cuatro implicados en la violación y posterior asesinato de dos mujeres en la comunidad Buena Vista del Cañón, jurisdicción de Jalapa, Nueva Segovia.

Ahora la jueza Segundo Distrito Penal Especializado condenó a 60 años de prisión a Moisés García Ruiz y a 29 a Jaret Moncada.

Moisés García fue condenado a 6 décadas de encierro, por haber sido encontrado culpable de dos asesinatos agravados en calidad de inductor, pero solo estará 30 años en la cárcel por ser esa la pena máxima en Nicaragua, explica la judicial.

En lo que refiere a Jaret Moncada, la judicial lo sentenció a 29 años en la cárcel por haber sido encontrado culpable de un secuestro simple, dos secuestros extorsivos y tres robos agravados en perjuicio de la adolescente asesinada y sus parientes.

Moisés García fue condenado a 6 décadas de encierro, por haber sido encontrado culpable de dos asesinatos agravados en calidad de inductor. Archivo/END

En el caso de Moisés García terminará de cumplir la condena de 30 años el 25 de marzo del 2048 y Jaret Moncada en esa misma fecha, pero del 2047, según la sentencia notificada este viernes.

Ejecutadas y quemadas

El crimen de la adolescente de 17 años y de su suegra, Yamileth Ávila Sánchez, aconteció a la medianoche del 18 de marzo del 2018. Ambas mujeres fueron ejecutadas con impactos de bala en la cabeza hechos a corta distancia y después quemadas dentro de la casa donde fueron asesinadas.

El móvil del doble asesinato que conmovió a los nicaragüenses por la saña con que fue ejecutado fue dejar en la impunidad una deuda de C$ 110,000 que tenía con la familia Wilson Cárdenas y la triple violación a la que fue sometida la adolescente asesinada el 23 de febrero del 2018.

Por el doble asesinato y la violación a la adolescente también está condenado a 110 años de prisión Deyman Vallecillo, autor confeso del doble crimen, pero quien al igual que Moisés García solo estará 30 en la cárcel.

Por estos mismos hechos purga condena de seis años de privación de libertad un menor de edad, hijo de uno de los condenados. En el caso de los adolescentes la pena máxima es de seis años, según lo establecido en el Código de la Niñez y la adolescencia.