•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una quinta localizada en el kilómetro 126 de la carretera Panamericana Sur, en Rivas, quedó parcialmente calcinada la noche del miércoles producto de un voraz incendió que según los propietarios surgió a raíz de un corto circuito que se registró en el sistema eléctrico de la propiedad.

El Comandante del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Rivas, Eddy Silva, también confirmó esta versión.

 Lea: Incendio afecta una vivienda en Estelí

El siniestro dejó cuantiosas daños materiales, debido a que el fuego se propagó rápidamente por toda la parte interna de la “Quinta Guadalupe”, propiedad de Mauricio Barrios. Las llamas arrasaron con electrodomésticos, muebles, techo, baños y otros artículos, pero según Silva aún se desconoce el monto de las perdidas.

El siniestro dejó cuantiosas daños materiales. Foto: Lesber Quintero/END

“El siniestro dejó únicamente en pie las paredes, hasta las ventanas de vidrio sucumbieron con la presión del fuego y fueron unos cuatro muebles, los que logré extraer de la Quinta antes de ser alcanzados por las llamas”, detalló Pedro Cerda, cuidador de la propiedad.

 De interés: Feligreses evitaron que iglesia se quemara en extraño incendio en Madriz

Pedro Cerda  además explicó que al momento del siniestro la quinta estaba sola porque es utilizada únicamente los fines de semana, cuando llega su propietario procedente de Managua, para hospedarse con su familia.

El siniestro dejó únicamente en pie las paredes. Foto: Lesber Quintero/END

De acuerdo con Pedro Cerda, el siniestro surgió a eso de las 7:30 pm, cuando estaba descansado junto a su esposa en otra vivienda que está dentro de la misma finca a unos 25 metros de distancia.

 Además: 350 hectáreas de vegetación quemadas en nuevo incendio forestal en Chontales

Previo al incendio “se registraron dos apagones y minutos después vimos las llamaradas dentro de la otra casa (la Quinta) y el fuego se propagó rápido por las dos habitaciones, sala, baños y área de cocina y comedor”, detalló.

Tras percatarse del siniestro, Pedro Cerda procedió a llamar  a los miembros del Cuerpo de Bomberos de Rivas y San Juan del Sur, quiénes lograron sofocar las llamas a las 10:00 pm, sin embargo ya casi todo estaba perdido.