•   España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Policía española detuvo este sábado a un hombre de 35 años por su presunta implicación en la muerte de un ciudadano nicaragüense en la localidad de Elgoibar (País Vasco, norte).

En el suceso, además del fallecido, de 36 años, resultó herida la mujer que le acompañaba, de 37 años y también originaria de Nicaragua, informaron fuentes del Gobierno regional vasco.

Los hechos tuvieron lugar la pasada madrugada y fue una persona la que alertó a los servicios de emergencia de la agresión.

la Policía continúa con la investigación para saber las causas de lo ocurrido. Archivo/END

El hombre murió a consecuencia de las heridas provocadas con un arma blanca, mientras que la mujer fue trasladada a un centro sanitario de la localidad.

Una vez detenido el presunto culpable, la Policía continúa con la investigación para saber las causas de lo ocurrido. La captura se dio a las 11:00 a.m., las autoridades han condenado el hecho y han dado mayor atención a la zona para mantener mayor seguridad.

Según el diario La Vanguardia, la Junta de portavoces del Ayuntamiento de Elgoibar mostró su “indignación” ante el homicidio.

Las autoridades compatieron su “rechazo e incomprensión” por el hecho, también dieron su “total y más sincero apoyo a las víctimas, a sus familias, así como a sus allegados”. 

El hombre murió a consecuencia de las heridas provocadas con un arma blanca. Archivo/END

Las autoridades dijeron que el objetivo de denunciar este suceso es reivindicar la apuesta por una sociedad libre de todo tipo de violencias en dicha zona.

Incluso, convocaron una concentración silenciosa para este lunes, a las 19 horas, frente a la sede del Ayuntamiento para llamar a la ciudadanía a reflexión de un mundo sin violencia.

Según información oficial, Elgóibar es un municipio de la provincia de Guipúzcoa, País Vasco, perteneciente a la comarca del Bajo Deba, tiene una población arriba de diez mil personas.

Según medios locales, la localidad del Bajo Deba amaneció muy agitada con el asesinato. Hubo gritos que pusieron en alerta los servicios de emergencia.